www.melillahoy.es

La perspectiva de Nezar

 Una solución para desbloquear el panorama político en nuestro país

Una solución para desbloquear el panorama político en nuestro país

Nezar S. Fernández

sábado 24 de agosto de 2019, 04:00h


Después de lo acontecido en la última sesión de investidura del presidente del PSOE, Pedro Sánchez, no veo posible que éste acceda a las repetidas ofertas que le está ofreciendo el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias. Y es que desde mi perspectiva, el presidente podemita está perdiendo tanto los papeles como la compostura. En primer lugar, no es de recibo que sea PODEMOS la agrupación política que tenga que ir ofertando nada a nadie, sino que debería esperar a que el ganador de las elecciones y quien en repetidas veces le ha considerado como socio preferente, le llame.
Y tiene que ser consciente de que no puede hacer con él un gobierno de coalición, mientras Iglesias y su línea más representativa vaya diciendo a los cuatro vientos que en España hay presos políticos, que hay que hacer un referéndum pactado de autodeterminación para Cataluña y cosas por el estilo, máxime teniendo cuatro voces diferentes en el parlamento, mientras se avecinan las sentencias de los golpistas catalanes que tendrán lugar dentro de poco tiempo.

El PSOE concibe España como un estado indisoluble en su esencia, podría incluso ser un estado federal y haber un referéndum en el que participasen todos los españoles para ver cual es el encuadre que decide la soberanía popular para ocupar dicho estado. Pero estado solo hay uno...Llevan demasiados años diciéndolo como para cambiar ahora de ideología.

Un pacto con PODEMOS para conformar un gobierno de coalición sería un disparate para el PSOE y para la izquierda española en general. Ni siquiera a la derecha le interesa; yo no sé cómo ha accedido a eso en un principio...

Sin embargo, Sánchez debe de ser consciente de que un pacto con UP no es suficiente, ya que ni unidas ambas formaciones conforman una mayoría parlamentaria. Además, la salida del Reino Unido de la UE requerirá de la necesidad de tener un gobierno nacional fuerte y consolidado ideológicamente.

Para tal fin, la colaboración con UP no puede ser puntual, sino total y global en todas y cada una de las parcelas de la política ministerial de España. O sea, que una vez que Sánchez haya hablado y ampliado su programa con los agentes más representativos de la sociedad civil de este país, tendrá que ofrecer a UP un gobierno de colaboración en todas las esferas de la política antes de negociar su programa.

El PSOE tendrá todos los ministros elegidos por Sánchez , tal y como manda la Constitución, y UP tendrá todas las Direcciones Generales de cada ministerio. Una vez llegado a este acuerdo, se tendrían que sentar para crear un equipo negociador ambas partes y ver todos y cada uno de los puntos programáticos del mismo. Hecho esto, crear una mesa de seguimiento para que dicho programa se vaya cumpliendo según el plazo fijado en la medida de lo racionalmente posible.

Desde mi perspectiva, este es único ofrecimiento cooperativo viable para investir a Pedro Sánchez como presidente de España el próximo mes de septiembre.

También cabe la posibilidad de que el PP se abstenga en última instancia, pero si lo hiciera ante el fracaso de los socialistas con UP, sería de gente poco despabilada hacer lo que hizo el PSOE en la investidura de Rajoy. Abstenerse por nada, solo para que haya un gobierno en España. Si el PP se abstuviera, tendría que sacar un extracto de los puntos fundamentales de su programa electoral y convertirlos en puntos condicionantes para condicionar, valga la redundancia, el gobierno de su oponente natural en el Parlamento...El PSOE gobernaría condicionado por la derecha española...¿Accedería a ello?...

Yo creo que no le quedaría más remedio, porque unas nuevas elecciones sería dejar a España que necesita un mayor peso político en Europa como un país de «zambomba y pandereta»...Nadie nos respetaría y menos los empresarios extranjeros.

Desde mi humilde perspectiva, estos serían los puntos referenciales a tener en cuenta por el Partido Socialista si de verdad quiere salvar la situación, no en la que está metido, sino en la que está metida toda la ciudadanía en estos momentos.