www.melillahoy.es

Abderrahim Mohamed advierte del aumento de llegada de menores extranjeros con ocasión de la Feria

El centro Purísima, con 350 plazas de capacidad, acoge a 662 menores
El centro Purísima, con 350 plazas de capacidad, acoge a 662 menores

Recuerda el viceconsejero del Menor y Familias en un informe que el sistema de protección en la Ciudad Autónoma de Melilla cuenta con 934 menores y que el gasto anual supera los once millones de euros

domingo 25 de agosto de 2019, 04:08h
El viceconsejero del Menor y Familias, Abderrahim Mohamed, confirma que, con ocasión de los festejos patronales, se constata un aumento en la entrada de menores extranjeros no acompañados procedentes de Marruecos a Melilla, siguiendo la tónica de otros años. Indica que actualmente la Ciudad Autónoma atiende en el sistema de protección a 934 menores, que la cifra se ha cuadruplicado desde 2015 y que en la atención de este colectivo el gasto anual supera los once millones de euros.
Afirma el viceconsejero que la llegada de menores extranjeros continúa produciéndose, “no tanto como en años anteriores”, pero advierte que se está produciendo un incremento en estos accesos a la ciudad, en especial por la cercanía de las fiestas patronales.

Es en estas fechas cuando muchos de estos jóvenes y otros tantos adultos del país vecino, logran entrar en la Melilla con la intención de que les sirva de plataforma para llegar a la península, según indica. “Cada año cuando se acerca la feria hay un aumento de menores y después se produce una bajada”, señala.

Situación
Abderrahim Mohamed, manifiesta en un informe al que ha tenido acceso este Diario, que desde mediados del año 2015 se ha producido “un hecho innegable harto conocido por toda la sociedad local y que está suponiendo un grave problema para la misma”, como es el hecho de que “el incremento de menores extranjeros llegados a la ciudad se ha, prácticamente, cuadruplicado” en este tiempo.

La constatación es que el Centro Educativo Residencial de Menores La Purísima Concepción (CERM) ha pasado, “desde mediados del año 2015 hasta la fecha de un promedio de 170/180 menores a 660/680 menores, llegando a producirse entradas masivas que pueden superar los 680 menores”.

Esta situación se da en el resto de centros de acogida, donde “también superan el cupo que tienen asignados” en cuanto al número de residentes. Los centros de Protección no se limitan a alojar, alimentar, vestir y cubrir las necesidades mínimas de los menores, sino que por Ley “están obligados a darles asistencia psicológica, educativa, formativa, social, de inserción, etc.”
Reseña el viceconsejero en el documento que el “95% de los menores acogidos y tutelados por la Ciudad Autónoma son menores no acompañados provenientes del país vecino del Reino de Marruecos”.

Cifras
Actualmente Melilla acoge entre los Centros locales y los de la Península a un total de 931 menores, y mantiene convenios con algunas entidades para la inclusión social de 13 mayores extutelados.

El centro de Purísima cuenta con 662 residentes, 401 tan solo en el módulo de primera acogida y el resto repartidos en los cuatro centros restantes. En el centro asistencial la cifra es de 145 menores: 58 en el pabellón de niños Eladio Alonso, 75 en el de niñas Sor Concepción y 12 en la casa cuna. En Divina Infantita son 32 niñas, y en el centro de medidas judiciales, el centro de reforma, 38 residentes entre niños y niñas.

A estos hay que sumar los acogidos en centros peninsulares, como los 8 en centros de trastorno de la conducta en Córdoba, Málaga y Cantabria. Asimismo, hay 16 chicos y 12 chicas en centros de preparación para la vida adulta en Estepona y Málaga respectivamente.

Se subvenciona la estancia de una niña en un centro de parapléjicos en Málaga, así como seis niñas y siete niños en centros de extutelados en Cádiz y Jerez de la Frontera.

11 millones de euros
El informe destaca el coste presupuestario que comporta la materialización de los convenios de colaboración que se realizan con distintas fundaciones y entidades, así como el contrato del centro de "Purísima" y que vienen detallados en los presupuestos de la ciudad para la atención de este volumen de menores acogidos.

La suma total que la Ciudad destina al acogimiento residencial asciende a la cantidad de 8.581.364 euros, además de 2.890.000 euros del Centro Educativo de Menores Infractores CEMI. Sumando entre los dos conceptos un total de 11.471.364 euros.

Problemáticas
Afirma que son variados los problemas que “nos encontramos en esta Ciudad con respecto a los menores acogidos en los centros, y todos ellos motivados por la situación geográfica de nuestra ciudad al compartir frontera con el vecino país del Reino de Marruecos”.

Uno de los principales problemas es la “sobre acogida” que se registra en los centros, superando la capacidad original, como por ejemplo Purísima, que, con 350 plazas, acoge actualmente a 662. Otra cuestión es el de los menores en situación de calle, “que no quieren permanecer en los centros y causan altas y bajas continuas en los centros”.

Otro de los problemas a los que se enfrentan es que “existen muchos menores que consumen sustancias de estupefacientes y son muchas veces trasladados al centro de acogida en estado de haber consumido con el problema que se ocasiona con educadores y otros menores.

Otras cuestiones son problemas en la seguridad del centro de acogida “debido a la masificación” que registra; la falta de centros de desintoxicación y el que “muchas veces se producen ingresos de menores con enfermedades de cierta gravedad y que necesitan de asistencias médicas muy continuas y no existen centros en la ciudad”, manifiesta.