www.melillahoy.es

FÚTBOL - 2ª DIVISIÓN B

Alineación que presentó ayer la U.D. Melilla
Alineación que presentó ayer la U.D. Melilla (Foto: GUERRERO)

Buen estreno para los azulinos

Buena actuación de Carri, quien marcó el tanto de la victoria y dispuso de la oportunidad incluso de sentenciar el choque posteriormente. El mediapunta demostró ser un magnífico llegador

lunes 26 de agosto de 2019, 04:00h
El Melilla se alzaba con el triunfo frente al Getafe B, en un partido que dominó más que su rival y en el que se mostró seguro en defensa, no concediendo demasiado atrás, y generando peligro gracias al incombustible Ruano y al goleador Carri.
La Unión Deportiva Melilla comenzó de forma inmejorable la temporada 2019-2020, ya que se impuso ayer, en su primer encuentro del campeonato de liga, al Getafe B por un ajustado 1-0. Los azulinos lograron tres importantes filial que nunca se dio por vencido.
Lo cierto es que el choque no resultó demasiado vistoso para el espectador, con pocas ocasiones de gol y un ritmo lento durante muchas fases del choque, algo por otra parte lógico dado que se trataba del primer partido y ninguno de los dos equipos se encuentran aún en plenitud de forma.
Los compases iniciales fueron de tanteo y de respeto mutuo, habiendo que esperar hasta el minuto 19 para que se produjera el primer acercamiento sobre la meta contraria, obra del unionista Carri, que envió su disparo por encima del larguero. Dos más tarde sí pudieron adelantarse verdaderamente los de Víctor Cea, con un centro raso de Ruano que pasó por delante de la portería y no llegaron a tocar el balón por escasos centímetros ni Juanan Entrena ni Carri, siendo despejado finalmente el mismo a saque de esquina por un futbolista getafense.
La U.D. Melilla lo volvería a intentarlo, en el 31’, con un servicio con el exterior de Jon Ceberio que fue rematado por Héctor, marchándose el esférico cerca de la portería rival. La respuesta de los madrileños llegó un minuto más tarde, con un testarazo de Hugo Díaz en el área pequeña que inquietó al cancerbero Parra, aunque no tuvo que entrar en acción. Sí lo haría, en el 44’, para atajar un tiro centrado de Ángel desde la frontal. Sin tiempo para más concluía un primer periodo anodino y sin goles.
En la reanudación, el conjunto rojillo era el primero en avisar, en el 47’, con un disparo de Josete, tras llegar al interior del área, que se fue alto. David Ramos respondió casi de inmediato, aunque su lanzamiento lo detuvo sin problemas Marcos Lavín. El Getafe puso, en el minuto 53, en serios aprietos a Cristian Parra, que sacó una buena mano junto al palo para evitar lo que podía haber significado el 0-1.
Ruano, uno de los futbolistas más activos ayer por parte de la U.D. Melilla, también dispuso de su oportunidad (56’) para adelantar a su equipo, con una gran jugada en la que se zafó de varios futbolistas contrarios y probó fortuna sobre el marco getafense, interviniendo con acierto Marcos Lavín. Esta acción fue el preludio del 1-0, un tanto que, a la postre, le acabaría dando los tres primeros puntos del nuevo curso al conjunto azulino. El autor del gol sería Carri, en el 59’, quien se revolvió con rapidez en el interior del área, tras un preciso pase de Jon Ceberio, y batió con un tiro cruzado al arquero del Getafe B, que nada pudo hacer para impedir que el esférico acabase en el fondo de las mallas.
El propio Carri cerca estuvo de lograr el segundo, escasamente dos minutos después. En concreto, Héctor peleó un balón largo y se la puso al mediapunta, quien lo intentó por dos veces encontrándose en ambas oportunidades con las intervenciones de un Marcos Lavín que se mostró muy seguro a lo largo del choque.
Los visitantes no se conformaban con defender y también se iban al ataque de forma decidida, estando a punto de empatar en el minuto 65 con un remate de Hugo Duro que Pepe Romero sacó en la misma línea de gol.
De aquí al término de los 90 minutos reglamentarios, el partido se volvió un poco loco, no siendo capaz ninguno de los dos contendientes de controlar el mismo. Pese a ello, los getafenses siguieron buscando el tanto del empate, mientras que la U.D. Melilla nadaba y guardaba la ropa, esperando la ocasión de sentenciar la contienda al contraataque. Al final, no sucedió ni una cosa ni otra, no moviéndose más el marcador en el tiempo restante, por lo que los de Víctor Cea se acababan imponiendo gracias al solitario tanto de Carri dentro del primer cuarto de hora de la segunda mitad.
En definitiva, un buen arranque liguero para una U.D. Melilla que, además, se estrenaba en el nuevo grupo, el I, y que ya piensa en el rival del próximo sábado, el Celta de Vigo B, un conjunto el vigués que debutaba con un valioso empate a domicilio frente al Internacional de Madrid (2-2).