www.melillahoy.es

FÚTBOL - FORMACIÓN

Los participantes pudieron disfrutar esta semana viendo una película
Los participantes pudieron disfrutar esta semana viendo una película (Foto: RFMF)

La Escuela de Verano 2019 cerrará sus puertas el viernes

FUNDACIÓN DE LA RFMF

lunes 26 de agosto de 2019, 04:00h
Esta iniciativa va dirigida a chavales con edades entre los 3 y los 12 años.
La Fundación Sociocultural y Deportiva de la Real Federación Melillense de Fútbol (RFMF) abría las puertas el pasado 24 de junio a una nueva edición de la Escuela de Verano, un evento que llegará ya a su término el próximo viernes en el campo de La Espiguera. Esta actividad, enfocada a chavales de 3 a 12 años, se ha venido desarrollando de lunes a viernes y en horario de 9’00 a 14’00 horas, aunque podía ampliarse el mismo en una hora (de 8’00 a 14’00 o de 9’00 a 15’00) o incluso en dos para los padres que así lo necesitaran (de 8’00 a 15’00).
Los interesados en apuntar a sus hijos ya solo pueden hacerlo a mediante una opción, en concreto abonando 37 euros por esta última semanas, aunque también es posible inscribirse días sueltos, teniendo un coste de 10 euros por día. De igual modo, se han fijados cuotas especiales por la inscripción de un segundo hermano en cualquiera de las modalidades. El precio incluye la inscripción, la participación en el Campus y los desayunos saludables diarios que la Fundación RFMF facilita a todos sus alumnos.
Las inscripciones se formalizarán exclusivamente a través de La Fundación Sociocultural y Deportiva de la RFMF, en las oficinas situadas en la Avenida Donantes de Sangre s/n (campo de fútbol de La Espiguera), realizándose el abono de las cuotas en los plazos establecidos. No se admiten reservas de plazas telefónicas, siendo las inscripciones personales e intransferibles.
Cabe reseñar que la programación de la Escuela de Verano 2019 está diseñada con actividades al aire libre, además de visitas a la playa, piscina, juegos con material reciclado, actividades multideportivas y talleres de diversos tipos. Sin duda, se trata siempre de una iniciativa muy gratificante para los jóvenes melillenses.
Las vacaciones escolares son, además, un momento muy propicio para que los niños y niñas trabajen aspectos de su formación y de su desarrollo, directamente relacionados con su propia autonomía personal, con su capacidad de relación y convivencia con otros jóvenes de su misma edad y con su actitud personal hacia el medioambiente.