www.melillahoy.es
En la imagen, Mª Dolores Arjonilla, presidenta de AFAL, con dos de los broches vendidos
En la imagen, Mª Dolores Arjonilla, presidenta de AFAL, con dos de los broches vendidos

La asociación de AFAL vende un centenar de broches solidarios, con temática de Feria, en “tiempo récord”

La presidenta de la entidad, Mª Dolores Arjonilla, indica que “este año, posiblemente, el premio del Voluntario del año sea para una familia”

jueves 29 de agosto de 2019, 04:00h
La Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer (AFAL) tenía previsto colocarse ayer en la Plaza Menéndez Pelayo para la venta de unos broches temáticos para la Feria y, de esta manera, recaudar unos fondos con la solidaridad de la ciudadanía. La sorpresa llegó cuando no ha dado tiempo a llegar a ponerse en la céntrica plaza melillense, ya que un centenar de broches de flamenca se vendieron “en torno a los 15 minutos, un día antes, en la puerta de la entidad”, explica María Dolores Arjonilla. Así pues, una vez más, los melillenses muestran su lado más solidario.

“Fue toda una sorpresa, se vendieron en tiempo récord, quedándonos sin “flamencas” que vender en la plaza; así que no ha hecho falta ni ir”, relata la presidenta de AFAL. Según cuenta, estos característicos broches estaban confeccionados desde hace ya tiempo, puesto que iban a ser entregados en una cena de prefiera un año o dos antes; sin embargo, no se llegaron a repartir y volvieron a guardarse en la sede con idea de saber qué se hacían con ellos.
“Cuando los volvimos a tener en las manos, decidimos que los podíamos vender para recaudar un fondo para la entidad; lo que no sabíamos es que iban a tener tanto éxito, de saberlo hubiera habido más”, expresa Arjonilla.
Cien flamencas en forme de broche recorrerán el recinto ferial como insignia de la asociación; pero del mismo modo, gracias a su compra, por un valor de 2.5€, “un precio asequible para cubrir los gastos de material”, se ha engendrado el ánimo y las ganas de continuar elaborando estas manualidades para futuros eventos, de esta manera “se podría ayudar a la asociación, además de ser un entretenimiento para nuestros usuarios”, indica la responsable.

Un año sin acciones de feria
La presidenta de AFAL explica que “este año, a pesar de que hayamos vendido flamencas para la feria, no habrá ninguna acción relacionada con ella, ni siquiera una prefiera como solíamos hacer”. Los motivos se hayan en que la entidad cuenta con un presupuesto bajo, por lo que no da para realizar este tipo de eventos. Lo recaudado con los broches irá íntegramente destinado “al bienestar de todos nuestros mayores y usuarios de la asociación”. Además, mantiene que “algunos de nuestros mayores no pueden estar en un ambiente de esas características, por lo que no habrá nada así en especial”.
En cuanto a la posibilidad de crear una feria propia y celebrar con sus usuarios estos días de festividad por la patrona, como posible opción, menciona que “otros años se ha hecho algo en el parque que nos habilitaron junto a la sede, lo que pasa es que no es cerrado, está abierto, por lo que es más difícil organizar algo de estas características; si fuese de otra manera, no se descartaría esta opción”.
De este modo, Arjonilla indica que “lo cierto es que no nos podemos quejar con las ayudas que recibimos de la Ciudad Autónoma, gracias a ella podemos seguir hacia delante y realizar acciones, como salidas o algunos encuentros”. Del mismo modo, expresa que pronto tendrán una reunión con la CAM y que “si nos concedieran más en el importe de la subvención, pues bienvenido sea”.

Premio al ‘Voluntario del año’ de AFAL

El próximo 21 de septiembre es el Día Mundial del Alzheimer, jornada en la que se recuerda a todas las víctimas de esta terrible enfermedad y en la que se toma conciencia para aportar un granito de arena en la investigación. Aquí en Melilla se celebrará dos días después, el 23 de septiembre, y se hará con la instalación de ocho mesas informativas con 10 voluntarios cada una de ellas.
Pero no solo de informar irá la jornada, sino que también se concederá el premio al ‘Voluntario del Año”. Arjonilla se muestra cauta a la hora de desvelar quién puede ser el afortunado o la afortunada que se lleve este galardón característico de AFAL, pero, finalmente, indica que no irá a una persona, sino a una familia que ha mostrado su apoyo desde hace “bastante tiempo”.
“Nosotros no tenemos voluntarios a diario, pero cuando hace falta siempre aparecen personas dispuestas a ayudar, como en las mesas de información del Día del Alzheimer o en salidas; así que, aunque pueda cambiar a última hora y me lo tengan que confirmar si están o no en la Ciudad, este año una familia será la galardonada”, informa María Dolores Arjonilla, responsable de AFAL.