www.melillahoy.es

TRIATLÓN - COMPETICIÓN

Eduardo Calderay, triatleta el Club Natación Melilla
Eduardo Calderay, triatleta el Club Natación Melilla (Foto: MELILLA HOY)

Edu Calderay y Julio Gutiérrez, con los cinco sentidos puestos en el Mundial de Iroman de Niza

Los dos triatletas locales participarán este domingo en una de las pruebas más duras del mundo

lunes 02 de septiembre de 2019, 04:00h
La ciudad francesa de Niza albergará, los próximos días 7 y 8 del presente mes el Campeonato del Mundo Ironman, siendo esta la primera vez que esta competición se disputa en tierras francesas. Niza albergará durante el próximo fin de semana a los más de 5.000 atletas clasificados a los largo de casi un centenar eventos disputados en países como Austria, Australia, China, Alemania, España, Sudáfrica, Suecia y los Estados Unidos.
Niza, una de las ciudades clave del triatlón europeo, fue la primera en disputar una prueba de triatlón, en Europa en 1982, conocida como el Mundial de Triatlón, fue la referencia en los 80 y 90 hasta que en 1994 fue Campeonato del Mundo ITU de LD, después también lo fue en 1997, y más tarde llegaría el IRONMAN.
En la categoría de élite los españoles con mayor nivel, por el momento, son Javier Gómez Noya, Fernando Alarza y Judith Corachán.
Además, hasta dicha localidad se desplazarán dos triatletas melillenses, Eduardo Calderay, del Club Natación Melilla, y Julio Gutiérrez, del Club Sin Límites, que este fin de semana estará en tierras galas para participar en uno de los campeonatos del Mundo más duro que existen.
El Ironman 70.3 tiene una distancia de 1’2 millas (1’9 kilómetros) de natación, 56 millas (90 kilómetros) de ciclismo, y 13’1 millas (21’1 kilómetros) de carrera a pie. La suma de estas distancias son 70’3 millas (113 kilómetros), de ahí el nombre. Cada distancia de la natación, bicicleta, y carrera a pie son la mitad de las distancias de los segmentos que se encuentran en un Ironman.1.
“El Mundial de Niza va a ser un premio como preparación al Mundial de Barcelona y como ya he comentado el objetivo es clasificarme para Hawái”, subrayó Eduardo Calderay, que en Barcelona tendrá que completar 4 kilómetros de natación, 180 kilómetros de ciclismo y 42 kilómetros de carrera a pie.
El deportista melillense quiso agradecer el apoyo que recibe de sus patrocinadores, ya que han hecho posible que el próximo domingo pueda estar en Niza. “Los que están cumpliendo conmigo son mis patrocinadores, concretamente Trasmediterránea, Ciclos Padillo, Clínica Imera, Alejandro Ríos, que es mi fisioterapeuta, Muscle Sport Nutrición y Super Sport”.
De igual modo, destacó que las cosas le salieron de forma “brillante” a finales del mes de junio, en Salamanca, “ya que me proclamé campeón de España” de Larga distancia de su Grupo de Edad y subcampeón de la general, de entre un total de 350 participantes, tras completar un tiempo de 6 horas y 42 minutos, sobre un circuito de 3 kilómetros de natación, 125 kilómetros de ciclismo y 33 kilómetros de carrera a pie.
Una vez concluya su participación en Niza se dará cita en el Ironman de Barcelona, el próximo 6 de octubre, con el objetivo de intentar clasificarse para el Mundial de Hawai de 2020. “En Barcelona quiero conseguir la clasificación para el Mundial de Ironman de Hawái. Hay pocas plazas y es muy difícil, pero de conseguirlo sería para mí el tope en el triatlón. Me estoy pegando todo un verano de entrenamientos y voy a intentar lograrlo, aunque al ser mi primera carrera de esa distancia tampoco tengo una referencia”, subrayó.

Julio Gutiérrez
Por su parte, Julio Gutiérrez Álvarez aseguró estar en perfectas condiciones para esta prueba. “Las cosas han ido bien y creo que el trabajo está hecho, pero lo más importante es que llego a tierras francesas con una buena base, ya que la temporada está siendo bastante regular, así que si físicamente me encuentro bien y todo va como hasta ahora, tengo opciones de estar en el top-10 o top-15, pero todos los que nos dedicamos a esto sabemos que las pruebas de largas distancias son difíciles, pues luego te puede afectar el clima, la temperatura y demás situaciones”.
El deportista leonés, que competirá en el Grupo de Edad de 45-50 años, espera también que las buenas sensaciones sigan de su lado en la prueba francesa. “El año pasado estuve en el Europeo, donde logré un cuarto puesto, siendo además el primer español clasificado, pero ya sabemos que las pruebas hay que correrlas, hay que tomar la salida y llegar hasta el final, aunque si todo va bien, tal y como he entrenado y sale como espero que salga, estaré entre los diez o quince primeros”, concluyó.
Por último, destacó que el triatlón en Melilla cuenta con un gran nivel deportivo, principalmente por el gran trabajo que se viene realizando. “Conozco al presidente de la Federación Melillense de Triatlón, tengo buen trato con él y creo que está haciendo un trabajo espectacular. No es fácil mantener una ciudad tan pequeña con un campeonato local como se hace en Melilla. Eso es digno de admirar y es un trabajo casi individual, pues en otras ciudades incluso de mayor auge no tienen este nivel de pruebas, ni esta cantidad de competiciones, organizadas siempre muy bien, con un gran grupo de triatletas, y sin que nos falte de nada, tanto a nivel personal como deportivo. Yo creo que es un logro y algo que la Ciudad Autónoma debe mantener en mucho tiempo. Además, últimamente viene mucha gente de fuera para este tipo de pruebas”, concluyó Julio Gutiérrez.