www.melillahoy.es

Miguel Leal explica que como melillense quiso colaborar con el entonces Ayuntamiento para “engrandecer” las Fiestas Patronales

Melillenses comiendo ayer en la caseta de la Peña Bética
Melillenses comiendo ayer en la caseta de la Peña Bética

La Peña Bética, la caseta más antigua, sigue evolucionando tras 39 años en la Feria de Melilla

martes 03 de septiembre de 2019, 04:00h
Miguel Leal Martínez, responsable de la Peña Bética, contó a este Diario que la caseta más antigua de la Feria de Melilla sigue evolucionando e innovando tras cumplir 39 años al servicio de los melillenses. Sobre por qué decidió abrir una caseta en el año 1981, explicó que quiso colaborar con el entonces Ayuntamiento para “engrandecer” las Fiestas Patronales cuando se llevaban a cabo en el Parque Hernández. Esta caseta sigue apostando por un ambiente más familiar donde los ciudadanos puedan comer y cenar con “garantía y calidad” además de tener unos precios “razonablemente buenos”. La Peña Bética a día de hoy cuenta con más de 160 socios, pero no dispone de un local social para poder reunirse, por ello, pedirán al nuevo Gobierno si le pueden conceder un sitio donde poder llevar a cabo algunas actividades.
La caseta más antigua de la Feria de Melilla cumple 39 años tras abrir sus puertas en el año 1981 en el Parque Hernández. Miguel Leal, como muchos melillenses, decidió montar este espacio aunque desde hace 18 años la lleva conjuntamente con Yamila.
“Hemos sido los únicos que hemos soportado las inclemencias del tiempo año tras año y llevamos 39 años prácticamente”, comentó.

Sobre qué le animó, respondió que tiene la fortuna de ser melillense y quiso colaborar con la Ciudad Autónoma para “engrandecer” la feria y con el paso del tiempo, aseveró que han ido evolucionando.

Respecto a si ha habido algún cambio en la feria, el responsable expuso que ha cambiado “lamentablemente a peor” porque cree que el “marco ideal” es el Parque ya que la caseta era más pequeña, reducida, coqueta, familiar y tenía “otro encanto, era diferente con un marco ideal”.

En cuanto a por qué quiere seguir estando presente en la feria, Leal resaltó que, “sin menospreciar a nadie, la Feria de Melilla sin la Peña Bética no sería feria”.
“El esfuerzo que hemos realizado en estos años se ve en la valoración con una caseta familiar donde se puede comer con absoluta garantía, calidad, y con precios razonablemente buenos”, dijo.

Sobre si cree que hay más béticos o sevillistas en Melilla, señaló que hay más béticos, aunque cree que tiene que haber algún sevillista, pero “están escondidos”.

El responsable de la Peña Bética apuesta por que vuelvan los cabezudos a las calles de la ciudad ya que piensa que se han perdido tradiciones. También, remarcó que se tendría que hacer algún cambio para intentar atraer a la gente a la feria. “Hay fórmulas que con ilusión e intenciones se podrán sacar adelante”, sostuvo.

Miguel Leal pide a los melillenses que acudan a las casetas, que paseen por el recinto ferial y que visiten la Peña Bética. “Les deseo lo mejor, pero que vengan a la feria porque es nuestra”, indicó.

La Peña Bética cuenta con más de 160 socios, aunque no tienen un local para poder reunirse a pesar de que ya lo han pedido en reiteradas ocasiones a la Ciudad Autónoma. “Muchas promesas, pero realidades cero, tenemos un local muy reducido y hacemos pocas actividades allí”, apuntó.

El responsable de la caseta aseguró que volverán a pedir un local social y espera y desea que este nuevo Gobierno pueda concederle ese espacio para reunirse y, sobre todo, para seguir apoyando al Betis.