www.melillahoy.es
Cientos de melillenses al grito de “libertad, libertad” y “viva el toro” defienden la tauromaquia
Ampliar

Cientos de melillenses al grito de “libertad, libertad” y “viva el toro” defienden la tauromaquia

Encabo, ‘El Fandi’ y Castella salieron juntos por la Puerta Grande al lidiar un encierro que colaboró. Gran ‘Fiesta’ la vivida ayer tarde en el coso taurino

miércoles 04 de septiembre de 2019, 04:07h
Cientos de melillenses al grito de “libertad, libertad” y “viva el toro” defienden la tauromaquia, después de que dos antitaurinos irrumpieran en la Plaza de Toros en contra de las corridas de toros, en una lidia en la que El Fandi, Encabo y Castella salieron a hombros por la puerta grande de la llamada "Mezquita del Toreo"


Tarde de éxito ayer en ‘La Mezquita del Toreo’. Más de tres cuartos de entrada en los tendidos y cuatro mil espectadores que disfrutaron de lo lindo en una corrida de toros donde la terna actuante salió bajo el umbral de la Puerta Grande del coso al final del festejo. Acompañando a los toreros, una multitud de aficionados que esperaban ansiosos para tocar los ternos y poder abrazar a los Maestros en la intersección de las calles Querol y Aizpuru. Melilla, volvió a decir sí a los toros y sí a la Fiesta.

Grande Encabo toda la tarde. En su primero, al que desorejó, lo brindó a Román Criado, presidente de la Asociación taurina ‘Los Medios’, tuvo un inicio de faena de muleta clave para el desarrollo de la lidia. El astado, huidizo, sin fijeza y siempre suelto desde que salió de chiqueros, se encontró con la franela del diestro madrileño, desengañando y haciéndole creer que era posible terminar rompiendo hacia adelante. Lo consiguió. Casi entera arriba le bastó para cortar los dos apéndices.

El que hizo cuarto, de los mejores del encierro, fue un toro con alegría, lo dejó crudito y se movió en el tercio de banderillas y en inicio de faena de muleta. Buenos naturales que tras un pinchazo logró de nuevo tocar pelo. En su adiós del coso melillense, de nuevo Encabo volvió a tener su idilio particular con la afición local.
‘El Fandi’, que a pesar de no estar al 100% de facultades físicas tras su lesión muscular, volvió a darlo todo sobre el albero. Con el capote sensacional en sus dos toros y muy variado. En banderillas, volvió a ‘enfandilar’ a los tendidos, pero con la muleta, en su primero, ‘arrancó’ la oreja, mientras que en el quinto, a pesar de la voltereta inoportuna que sufrió el astado que llegó a menguarle sus embestidos, pudo cuajarlo y córtale las orejas. Faena, made in ‘Fandi’.

Presentación
No tuvo suerte en el lote Sebastián Castella. Impresionado por el aspecto y la belleza de la plaza melillense, nunca antes había toreado en ella, tuvo que realizar un gran esfuerzo y predisposición en la cara de los toros, para poder salir a hombros con el resto de sus compañeros triunfantes del coso.

El tercero no quiso por ningún pitón. Le costó humillar y emplearse. Tras una estocada, le cortó un apéndice. En el jabonero que cerró plaza, toro sin clase, siempre derrotando y tirando cornadas a los engaños, expuso de lo lindo culminando con una estocada hasta los gavilanes que le valió una oreja. Éxito, en una gran tarde de toros. ¡Viva la Fiesta Nacional!.