www.melillahoy.es

FÚTBOL - UD MELILLA

(Foto: U.D. MELILLA)

La cantera vuelve a los entrenamientos a lo largo de la próxima semana

La cantera de la U.D. Melilla sigue siendo un referente en la ciudad autónoma

jueves 05 de septiembre de 2019, 04:00h
Con el inicio de la competición liguera, los equipos de cantera de la U.D. Melilla empiezan a calentar motores para una temporada que se presenta ilusionante en todos los aspectos. Y para que estos conjuntos lleguen en las mejores condiciones posibles para pelear por todo, lo primero es comenzar con los entrenamientos en las diferentes categorías.
De esta manera, está previsto que las sesiones comiencen a celebrarse a partir de la segunda quincena de septiembre con la participación de hasta 16 equipos (desde prebenjamines hasta regional), tres más que la temporada pasada. De esta manera, los 12 equipos de fútbol campo y los cuatro de fútbol sala, empezarán en estas fechas a tener la primera toma de contacto con los entrenadores y compañeros.
Y es que, la Real Federación Melillense de Fútbol tiene previsto el inicio de las distintas competiciones a partir del 3 de octubre. Fecha en la que los distintos equipos de la cantera azulina pelearán por alcanzar el puesto más alto en sus respectivas categorías.
El objetivo está claro y definido. Por un lado, hacer que los chicos se diviertan mientras realiza el deporte que más les gusta. Pero a nadie se le escapa que en toda competición lo que se persigue es ganar. Y es que, el año pasado los distintos equipos de la cantera azulina levantó hasta 14 trofeos entre Copa Federación o Liga.
Pero no sólo eso, sino que los equipos de la U.D. Melilla han representado los colores del club en competiciones nacionales. Son los casos de la cuarta posición de los cadetes en el Campeonato de España de fútbol playa o, el más significativo, el campeonato de España obtenido por los alevines en Cádiz.
La cantera de la U.D. Melilla sigue siendo un referente en la ciudad autónoma, y los éxitos cosechados la pasada temporada suponen un aliciente para formar parte de una familia que sigue creciendo, y lo hace a pasos agigantados.