www.melillahoy.es
El equipo de este año
El equipo de este año

El capirote une tradición y legado y suma un año más a toda una vida de ferias locales

El gerente de la caseta, Marcelo Nogales, indica que “confiamos en la juventud para que continúen con la caseta en las próximas ediciones, creo que estas serán mis últimas fiestas por la patrona, me retiraré de la gestión”

jueves 05 de septiembre de 2019, 04:00h
La caseta del Capirote es la segunda más antigua de la Feria de Melilla, solamente la Peña Bética es más longeva que este local. ‘El Capirote’ cada año ha ido participando en las distintas festividades por la patrona, “de manera ininterrumpida desde 1991 estamos aquí”, señala Marcelo Nogales, gerente de la caseta. En 1993, el actual dueño decidió coger el mando hasta la actualidad, ofreciendo “calidad ante todo” en sus comidas y bebidas. La caseta está dirigida por los cofrades de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima de los Dolores.
Marcelo Nogales no duda en afirmar que “nosotros le ofrecemos la mejor cocina que hay en la Feria de Melilla”. Para ello, explica que “nuestra cocina evidentemente es casera, porque la trabajamos nosotros; no somos profesionales, pero la hacemos con ilusión y eso se puede comprobar con la respuesta por parte de los melillenses”.
Asimismo, en cuanto a la comida que ofrecen en su amplia carta, Nogales señala que “los productos que utilizamos son de calidad, los mejores; porque a nosotros no nos importa pagar más para ofrecer la mejor calidad, preferimos ganar menos pero tener lo más óptimo”.

Un legado de ferias
En cuanto al equipo que está haciendo posible que este local del ferial tenga otro éxito más a sus espaldas, el gerente señala que “este año estamos bastantes, sobre todo juventud, que por fin están entrando”.
Sin embargo, no todo es lo que parece y, hasta última hora, los más veteranos no estaban decididos de si montar o no este año. “No pensábamos montar este año, lo hemos hecho porque los jóvenes han tirado de nosotros”, confiesa Nogales.
“Al principio no queríamos montar la caseta porque estamos cansados; aquí ya hay personas de 60 años para arriba y uno se va agotando; yo, por ejemplo, empezaba los primeros años la feria y el viernes estaba cansado, ahora al segundo día casi no puedes más y sobre todo en cocina, que es la parte más sacrificada”, apunta el responsable de la caseta

Novedades de este año
Como novedad, tras pensar en esto un buen rato, el responsable del local indica que “los jóvenes quieren impulsar también las horas de copas, así que de 16:30 18:30, ‘La Hora Feliz’, las bebidas tienen un precio más reducido, así que ellos se encargan de servirlas y siempre primeras marcas”.
Aun así, Nogales indica que “no tenemos actuaciones porque no hay dinero, montamos la caseta para intentar recolectar algo porque lo necesita la cofradía”. “
“Para el año que viene, pues las únicos cambios así que puedo prever es que si los jóvenes quieren seguir, este será mi último año, me retiro ya de la gestión de la caseta”, agrega.