www.melillahoy.es

FÚTBOL -SEGUNDA B

Ruano: “Que haya un toma y daca no nos interesa”

“Por suerte, por estadística, las segundas temporadas suelen ser mejores”.
Aquí en Melilla la adaptación fue un poco complicada

viernes 06 de septiembre de 2019, 04:00h
La plantilla de la Unión Deportiva Melilla continúa preparando el duelo del domingo en Boadilla ante el Internacional de Madrid. Ayer el equipo se ejercitó de nuevo en el césped sintético de La Espiguera para seguir su adaptación al terreno de juego del rival, y antes tocó sesión de vídeo para analizar su juego. Los jugadores siguen recabando información y Ruano, en rueda de prensa, dio algunas pistas del contrario y de cómo se encuentra el vestuario.
“Estamos con ganas de jugar la tercera jornada. La verdad, después de las buenas sensaciones ante el Getafe, tenemos ganas de ganar y jugar, pero por circunstancias no pudimos jugar en Vigo. El sábado hicimos un entrenamiento similar al partido. Ahora estamos preparando este duelo en la superficie que vamos a jugar, hoy vamos a ver vídeo del rival… Estamos tranquilos y trabajando bien, confiados”, ha manifestado el extremo.
Sobre el césped artificial del Polideportivo Municipal de Boadilla, Ruano ha concretado. “Las generaciones nuevas están acostumbrados, pero los movimientos son muy bruscos y más con el calor que hace. Pero es lo que hay, hay que adaptarse y no hay excusas. Es un rectángulo de juego de once contra once”.
Cuestionado por el estilo de juego, el extremo ha avanzado que, “por lo poco que hemos visto y hablado, es un equipo de transiciones rápidas. Todos los equipos que juegan en césped artificial, a mí me pasó cuando jugaba en el Arroyo, con un campo chico, utilizan esas transiciones rápidas, de área a área y puede pasar cualquier cosa. Habrá que estar bien a nivel defensivo, y hacer daño en ataque y finalizar las jugadas. Que haya un toma y daca no nos interesa”.
Ruano también ha respondido preguntas sobre su estado de juego y sus pretensiones. Quiere marcar goles, dar asistencias, pero sobre todo quiere que el equipo gane.
“Siempre me gusta sumar en forma de goles, asistencias y todo lo que sea bueno para el equipo. No es una obsesión el gol, pero voy a ir a por más. Desde la primera jornada estoy concienciado de lo que quiero. Hay que estar tranquilo y lo más importante es que el equipo saque los tres puntos. Antes, cuando era más joven, pensaba en mi ego, pero ahora los tres puntos del equipo son lo importante, no los goles que yo meta”.
Deja de manifiesto, además, que prevé que sus números sean mejores que los del curso pasado. “Por suerte, por estadística, las segundas temporadas suelen ser mejores. Aquí en Melilla la adaptación fue un poco complicada al principio, pero este año, conociendo todo, la verdad que estoy con más positividad y con ganas de que empiece esto. Esta semana toca fuera de casa y hay que sacar los tres puntos”.
Ese optimismo del que presume también tiene que ver con la plantilla actual. “Somos un equipo bastante nuevo (…), con gente joven, pero son competitivos, competentes. Es el perfil de jugador que le está yendo bien al Melilla, ese jugador con hambre (…), como pasó el año pasado y luego mira cómo se han revalorizado todos”.