www.melillahoy.es
Una de las concentraciones de los sindicatos de Enseñanza por las “ratios ilegales”
Una de las concentraciones de los sindicatos de Enseñanza por las “ratios ilegales”

CSIF prevé concentraciones por la presencia de docentes ceutíes en la lista de interinos de Melilla

El sindicato de Enseñanza critica la situación que están viviendo los 30 profesores de religión, tanto cristiana como islámica, porque únicamente se limitarán a impartir su asignatura viendo mermada su jornada laboral

martes 10 de septiembre de 2019, 04:00h
El vicepresidente de CSIF Educación, Sergio Ramírez, prevé que haya concentraciones debido a la presencia de numerosos docentes ceutíes en la lista de interinos de Melilla pudiendo quitarle el trabajo a más de 50 melillenses. Aseguró que quedan adjudicaciones que saldrán la semana que viene y hay un “gran malestar” entre los interinos porque ven que una persona de Ceuta puede quitarle su puesto de trabajo después de tantos años. También, el sindicato se hace eco de la situación que están viviendo los 30 profesores de religión, tanto cristiana como islámica, porque únicamente se limitarán a impartir su asignatura viendo mermada su jornada laboral.
El Ministerio de Educación aplicará este curso la sentencia del Tribunal Supremo que establece que los profesores de religión, al no ser docentes sino personal laboral, se limitarán a impartir su materia, con lo que 30 profesores de religión de Melilla verán mermada su jornada laboral.

El vicepresidente de CSIF Educación cree que la actitud por parte del Ministerio de Educación es “cobarde y rastrera porque se trata de un ERE encubierto”. Sergio Ramírez apuntó que deberían de haber avisado antes de que comience el curso y no ahora que es una época de “muchos gastos”, la vuelta al colegio y familias con niños.

En Melilla, expuso que, afecta a 30 personas que tienen familias y que llevan toda la vida impartiendo la asignatura de religión de Primaria y Secundaria en los centros educativos de la ciudad.

Ramírez remarcó que el Ministerio lo que va a hacer en este curso es “acortar” las horas lectivas de esta asignatura, anteriormente tenían 25 horas y ahora serán 12 o 10 horas, pasando de cobrar de 2.000 euros a 600 o 700 euros mensuales.

Desde CSIF muestran sus dudas sobre si lo que ha hecho el Ministerio de Educación sea “legal” porque exponen que principalmente en el Real Decreto 696/2007 en el artículo 5.1 dice que en todo caso habrá que formalizar por escrito, con anterioridad al comienzo del curso escolar, aquellas modificaciones que se produjeran en el contrato precedente.
“Tenían que haber avisado al final del curso o antes del uno de septiembre que es cuando empieza el siguiente año”, sostuvo.

El vicepresidente recordó que los profesores desde 2007 tienen contrato indefinido, por ello, exige “diálogo al Ministerio de Educación por Ceuta y Melilla y no imposiciones, pero para todos los temas porque perjudican con este tema a 30 familias que perderán poder adquisitivo”.

En el 2010, puntualizó que hay una sentencia judicial que dice que los profesores de religión solo pueden impartir esa asignatura y lo que hacían en estos años era estar en la biblioteca, horas de apoyo, tutorías, guardias, etc. Pero, con esta sentencia del Tribunal Supremo, aseveró que solo pueden impartir clases en horas lectivas.

“Se superan las ratios ilegales”
Respecto a la vuelta al cole, el vicepresidente de CSIF contó que a las nueve de la mañana abrirán todos los centros hasta la una de la tarde. También, apuntó que se incorporarán los funcionarios en prácticas del procedimiento selectivo del Cuerpo de Maestros 2019.

Aunque, dejó claro que los profesores llevan trabajando desde el uno de septiembre preparando las adjudicaciones de las clases, las respectivas aulas, alumnos, etc.

CSIF nota que la natalidad en Melilla sigue subiendo con un aumento de los alumnos por aulas, superando las conocidas como “ratios ilegales”, pero sin contar con centros educativos ya que “no están abiertas ni las aulas modulares, ni Jardín Valenciano ni el CPR que se cerró a cal y canto cuando se le cayó el techo hace ocho meses”.

Sergio Ramírez recordó que el CPR es un centro que ha servido para acoger niños y para la Unidad de Programa Educativo de la Dirección Provincial. Por ello, pide que se vuelva a abrir y que la Ciudad Autónoma lleve a cabo una licitación para arreglarlo.