www.melillahoy.es
A la izquierda, Tango con Vilma. A la derecha, Vilma haciendo prácticas ayer en el puerto
Ampliar
A la izquierda, Tango con Vilma. A la derecha, Vilma haciendo prácticas ayer en el puerto

La última Operación Feriante de Tango, el perro estrella de la Guardia Civil

El famoso Teckel del Servicio Cinológico de la Comandancia de Melilla está próximo a su jubilación y ayer compartió jornada con Vilma, una cachorra de la misma raza que, con menos de seis meses, se estrenó haciendo prácticas en este dispositivo

martes 10 de septiembre de 2019, 04:09h
Tango junto a su guía, el agente Gerardo Rodríguez
Tango junto a su guía, el agente Gerardo Rodríguez (Foto: Guerrero)
El Servicio Cinológico de la Guardia Civil en Melilla puede presumir de plantilla canina, compuesta por una treintena de perros especializados en la búsqueda de personas, drogas y explosivos con una gran efectividad. Uno de los más conocidos no solo en nuestra ciudad, sino también a nivel nacional, es Tango, un pequeño Teckel que, después de 11 años trabajando de forma incansable en la Operación Feriante, se despide hoy de este dispositivo especial contra la inmigración irregular por su próxima jubilación.
Tango está a seis días de cumplir 12 años de vida, la gran mayoría de ellos destinado en Melilla, dedicado fundamentalmente a buscar a menores extranjeros en la zona del puerto e inmigrantes subsaharianos en la frontera de Beni-Enzar. Siempre acompañado de su guía, el guardia civil del Servicio Cinológico Gerardo Rodríguez, ha localizado hasta hoy a 2.307 personas ocultas en camiones, habitáculos, escondites imposibles y dobles fondos, salvando la vida a muchas de ellas, debido a la situación de riesgo en la que se encontraban en su intento de llegar a Melilla o salir de ella de forma irregular.
Su olfato infalible y, sobre todo, su enorme capacidad para meterse en cualquier hueco buscando a personas, ha hecho de Tango uno de los perros estrella de la Guardia Civil, hasta el punto de que su labor ha sido destacada varias veces en las redes sociales de este cuerpo de seguridad, dándole fama en toda España y parte del mundo.

Vilma, su relevo
Pero aunque aún se encuentra en forma, este precioso Teckel va envejeciendo y a principios del próximo año le tocará jubilarse para descansar. Por ello, esta es su última Operación Feriante, dejando paso a su relevo, la joven Vilma, que comparte con Tango no solo la raza, sino también maestro y grandes dotes de perro policía pese a ser todavía una cachorra que está aprendiendo a pasos agigantados.
Con solo cinco meses y medio de vida, Vilma se enfrentó ayer a su primera Operación Feriante y hasta compartió por unos minutos embarcación con el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) haciendo una de las cosas que más le gustan: jugar buscando a personas. De momento, Vilma está en la fase de adiestramiento. Su guía confía en que haya suerte y este periodo formativo no se trunque por algún tipo de accidente para que pueda convertirse pronto en un perro oficial en el Cuerpo de la Guardia Civil.

Una treintena de perros
De esta forma, Vilma podrá entrar en la plantilla del Servicio Cinológico de la Guardia Civil de Melilla, de la que forman parte en la actualidad 27 perros: cuatro especializados en la búsqueda de personas, siete en la detección de explosivos, y el resto de drogas.
El trabajo de estos animales y sus guías es fundamental en la lucha contra el narcotráfico, la inmigración irregular y para garantizar la seguridad ciudadana.