www.melillahoy.es
La Operación Feriante finalizará hoy a las 14.00 horas con el regreso de las últimas atracciones y camiones a la península en el buque de Málaga
Ampliar
La Operación Feriante finalizará hoy a las 14.00 horas con el regreso de las últimas atracciones y camiones a la península en el buque de Málaga (Foto: Guerrero)

La primera fase de la Operación Feriante se salda con 58 migrantes localizados en atracciones, 12 de ellos menores

El dispositivo, que sigue hoy hasta el embarque a Málaga a las 14.00 horas, se está llevando a cabo por tierra, mar y aire por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en colaboración con la Policía Local

martes 10 de septiembre de 2019, 04:10h
La Policía y la Guardia Civil han interceptado a 58 inmigrantes, 12 de ellos menores de edad, en la primera fase de la Operación Feriante, que se activó ayer de madrugada en Melilla tras finalizar las fiestas patronales para evitar la llegada irregular a Europa de personas escondidas en atracciones y camiones.

Fuentes de la Delegación del Gobierno en Melilla informaron de que la mayor parte de los inmigrantes localizados en las primeras horas de dispositivo se encontraban en el recinto ferial, durante el desmontaje de las atracciones, donde fueron interceptadas 36 personas, de las cuales 10 eran menores de edad.
De los 26 adultos restantes, 11 fueron detenidos por infracción de la Ley Orgánica 4/2000, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social, según indicó la Delegación del Gobierno.
También hubo un importante número de inmigrantes localizados en el puerto, en los dos filtros habilitados tanto en la entrada como en la zona de seguridad. El primero, instalado por la Policía Nacional, permitió localizar a 15 inmigrantes, uno de ellos un niño de corta edad, mientras que en el segundo control, a cargo de la Guardia Civil dentro del puerto, se saldó con la detección de 7 inmigrantes, concretamente seis adultos y un menor.

Inspección minuciosa
En ambos filtros, los agentes inspeccionaron de forma minuciosa cada uno de los camiones y caravanas, una labor en la que varios perros de la unidad de Guías Caninos de la Policía Nacional y el Servicio Cinológico de la Guardia Civil tuvieron un papel fundamental en la localización de varios jóvenes que estaban escondidos.
Uno de ellos, menor de edad, fue localizado en el camión de la Ranita Feliz. En otro, el del Zigzag, los agentes encontraron a cuatro inmigrantes que aprovecharon la carga del vehículo, llena de hierros y recovecos, para esconderse, aunque sin éxito, ya que fueron localizados rápidamente por uno de los perros adiestrados del Cuerpo.
En el segundo control, a cargo de la Guardia Civil dentro del puerto, los agentes encontraron a tres inmigrantes en el techo de los vehículos, uno en las atracciones y tres en una hormigonera próxima que había en uno de los muelles, que utilizaron como trampolín para esconderse justo tras la entrada de los camiones a la zona de seguridad. Pese al ingenio, los agentes los encontraron rápido en el control en el preembarque, donde, además de perros especializados, también hicieron uso de la máquina detectora de latidos del corazón.

Otras unidades
El dispositivo se está llevando a cabo por tierra, mar y aire por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en colaboración con la Policía Local, con la participación de unidades como el helicóptero de la Policía Nacional, el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil, y las unidades caninas de ambos cuerpos.
Varias unidades de ambos cuerpos participaron ayer en la Operación Feriante. Una de ellas, la Sección Fiscal del Muelle de la Guardia Civil, que dispone en este dispositivo de dos grupos de registro completos y del Servicio Cinológico con perros adiestrados en la búsqueda de personas y, esporádicamente, con otros de drogas y explosivos, con sus correspondientes guías, en los momentos de mayor afluencia de embarque.
En este dispositivo también intervienen agentes antidisturbios del Grupo de Reserva y Seguridad (GRS) de la Guardia Civil, y efectivos del Subgrupo Operativo de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de la Jefatura Superior de Policía de Melilla, encargados de vigilar para evitar que en los vehículos de los feriantes o entre sus atracciones se introduzcan personas con intención de ocultarse.
Asimismo, unidades de la Comandancia de la Guardia Civil han incrementado sus servicios en la zona del Puerto y las zonas adyacentes, con objeto de potenciar la seguridad ciudadana, la protección de buques y zonas de embarque, así como al registro de camiones, bateas y otros vehículos en la zona de preembarque.
Un helicóptero del Cuerpo Nacional de Policía, equipado con una cámara térmica, empezó a sobrevolar la zona desde antes de que amaneciera para facilitar, desde su posición, información a los profesionales de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que están en tierra como, por ejemplo, si hay inmigrantes ocultos en los techos de los camiones.
También se desplegó esta importante operación contra la inmigración irregular en el mar con la actuación del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil, que controló las inmediaciones del recinto portuario para evitar que algunos de los inmigrantes puedan intentar burlar el férreo control policial accediendo a los buques a nado.
Se trata del primer balance de la Operación Feriante, uno de los despliegues de seguridad más importantes en Melilla, que finalizará hoy a las 14.00 horas con el regreso de las últimas atracciones y camiones a la península en el buque de Málaga.