www.melillahoy.es

La Congregación de la Victoria agradece a los melillenses su respaldo a la Patrona en su Novena

Presentación de los niños de Melilla a la patrona
Presentación de los niños de Melilla a la patrona

Aseguran que no fue sencillo tomar la decisión que, por segundo año consecutivo, la Virgen no pudiera salir en procesión

martes 10 de septiembre de 2019, 04:00h
Los responsables de la Congregación de la Virgen de la Victoria, agradecen a los melillenses su participación en los actos de la Novena, así como al vicario Eduardo Resa la riqueza de sus homilías. Afirman que no resultó sencillo tener que decidir, como consecuencia de la alerta amarilla, que la Virgen de la Victoria no pudiera salir en procesión, pero aplauden que Melilla esperara a su alcaldesa perpetua a los pies del Sagrado Corazón para arroparla.
Recuerda la Congregación que el 30 de agosto daban comienzo los cultos en honor a Nuestra Señora de la Victoria, Patrona Coronada y Alcaldesa Perpetua de Melilla bajo el título: “La Virgen María nos enseña el camino de la santidad y nos acompaña”. Cada día de la Novena estuvo dedicado a una de las Bienaventuranzas.

Balance
“La afluencia de público a lo largo del novenario ha sido bastante buena, contando con la presencia de más devotos que el año anterior. Este hecho supone una inmensa alegría para la Congregación de la Victoria porque demuestra que cada vez son más las personas que se acercan a la Patrona en estos días de culto en su honor”, aseguran los responsables en declaraciones a este Diario.

Agradecen “profundamente” al vicario episcopal, Eduardo Resa “la forma en la que ha dirigido los cultos; con homilías llenas de verdadera devoción mariana, y palabras impregnadas de amor a la Virgen de la Victoria”. Incluyen en su agradecimiento a “quienes han puesto música a las Eucaristías, revistiéndolas de mayor belleza”.

También agradecen “la generosidad de quienes han realizado sus ofrendas, tanto florales como económicas, estas últimas dirigidas a colaborar en las obras de rehabilitación de la centenaria iglesia del Sagrado Corazón de Jesús”. La Junta de Gobierno afirma que ha sido “un gran reto llevar los cultos a la Virgen a la plaza de Toros y unificarlos con la Misa Rociera que en su honor se hace desde hace varias décadas dentro de los festejos patronales”.

A destacar, igualmente, que a la Solemne Eucaristía del día 8 acudió un “numerosísimo público, de tal modo que apenas había espacio libre en el Sagrado Corazón”. En la ceremonia, las principales autoridades de la Ciudad, así como las Casas de Melilla y las Regionales realizaron las ofrendas.

Recuerdan que la alerta amarilla por fuertes lluvias previstas para la tarde noche fue el motivo principal para que la Sagrada Imagen no saliera en salida procesional, y “no fue fácil para la Junta de Gobierno tomar la decisión de que la Patrona, por segundo año consecutivo, se tuviera que quedar sin procesionar”, se lamentan.

Pero, ya que la Virgen de la Victoria no pudo salir por las calles de su ciudad, “fueron muchos los melillenses que se acercaron a verla”. Por un breve espacio de tiempo los portadores llevaron la Venerada Imagen a la puerta del templo, y allí la esperaban los Gastadores de la Guardia Civil y la Nuba del Grupo de Regulares 52 que interpretó el himno de su Unidad y el Nacional, arrancando los aplausos y vivas de los presentes.

De nuevo en el interior Eduardo Resa dirigió el rezo del Santo Rosario en tanto que se realizaba una procesión por la nave central. El broche final lo puso el Himno a la Virgen de la Victoria del maestro José Beltrán Cervera. “De muy positiva” puede considerarse el balance que desde la Junta de Gobierno se hace de esta Novena de 2019.