www.melillahoy.es
Imagen de un aula vacía de un centro educativo
Imagen de un aula vacía de un centro educativo

CSIF cree que es una “barbaridad” que las aulas de los colegios se conviertan en un “Gran Hermano”

El sindicato educativo expone que esta medida de Fiscalía es “una exageración” y va en contra de la intimidad de docentes y alumnos

miércoles 11 de septiembre de 2019, 04:00h
CSIF Educación cree que es una “barbaridad” que las aulas de los colegios se conviertan en un “Gran Hermano” respondiendo así la medida que quiere poner en marcha Fiscalía de poner cámaras en todos los centros educativos de España a consecuencia de que hayan aumentado los delitos sexuales. El sindicato de Enseñanza apunta que es “una exageración” porque va en contra de la intimidad de los docentes y de los alumnos y asegura que en Melilla ningún centro público tiene cámaras de vigilancia.
El vicepresidente de CSIF Educación, Sergio Ramírez, indicó que no pueden dejar que Fiscalía convierta las aulas de Melilla en un “Gran Hermano” porque poner cámaras es “una exageración”.

Asimismo, dejó claro que el sindicato está en contra de cualquier delito, pero es “una exageración” porque va en desacuerdo de la intimidad de los docentes y de los alumnos. “Que te graben en cualquier momento sería como una cárcel”, dijo.

Ramírez subrayó que esta medida iría contra la autoridad del docente y habría que pedir papeles para autorizar a los padres de que se puedan grabar a sus hijos. “Si algún padre no quiere grabar a sus hijos, ¿qué hacemos a esos niños no se les podrían grabar?”, preguntó.

CSIF se hace varias preguntas respecto a este tema, sobre todo, quién controlaría esas cámaras, si una empresa privada u otra persona del centro y qué se haría con las grabaciones, si se destruyen al mes, se las llevaría la empresa o qué se hace con las imágenes.

Además, preguntan dónde se podrían las cámaras porque “hay aseos y quien nos dice que una cámara no se pone en el sitio adecuado, a lo mejor tenemos más problemas que beneficios”.

Señaló que es cierto que no duda en que haya alguna cámara en un centro educativo, pero aseguró que en Melilla no hay ningún centro público con cámaras ya que creen que lo mejor es que haya vigilancia policial.
“Desgraciadamente, también se producen delitos sexuales en las casas, maltratos, ¿metemos en todas las casas de España una cámara?”, cuestionó.

El vicepresidente de CSIF, expuso que, están en contra de las cámaras en las aulas porque quitan autoridad, no habría intimidad ni para docentes ni para alumnos y no se sabe quién controlaría las cámaras, si se destruyen las imágenes o dónde estarían situadas.

En otro orden de cosas, Ramírez informó que la vuelta al cole fue ayer “muy bien” en todos los centros educativos y no hubo ninguna incidencia.