www.melillahoy.es

Marlaska defiende su gestión migratoria frente a la de PP, que "no hizo nada" y aumentó las llegadas irregulares un 300%

miércoles 11 de septiembre de 2019, 04:00h
El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, ha defendido su política migratoria basada en "la seguridad, la humanidad, el control y la cooperación" con Marruecos, con los países de origen y con la Unión Europea. Por el contrario, ha cargado contra la gestión del anterior Gobierno del PP que, según ha recalcado, no hizo "nada" en esta materia y, por ello, las llegadas irregulares se incrementaron "un 300%" del año 2013 al 2017.

El ministro ha respondido así a la senadora 'popular' Sofía Acedo, quien le había preguntado sobre las medidas previstas por el Gobierno a corto y medio plazo en materia de inmigración para dar respuesta a la situación en la frontera sur.
Su gestión migratoria, según ha destacado el ministro, ha provocado la reducción de las llegadas irregulares en patera en un 45% en lo que va de 2019. "Ustedes las incrementaron en un 300% porque no hicieron nada, nada, nada", le ha dicho Grande-Marlaska a la bancada 'popular'.
"Seguiremos profundizando en las políticas de inmigración, aquellas que no existían con ustedes", ha incidido el ministro. También ha asegurado que el Gobierno de Pedro Sánchez está "controlando los flujos migratorios y las fronteras", en las que invierten para "dotarlas de seguridad y de humanidad", ha dicho en referencia a la intención del Ejecutivo de sustituir las concertinas de las vallas fronterizas de Ceuta y de Melilla.
Por su parte, la senadora Acedo ha aseverado que el Gobierno socialista "solo divaga" y le ha acusado de inacción. "Siguen viviendo de la renta de Rajoy porque no han hecho absolutamente nada", ha reprochado al ministro.
Por otro lado, la senadora Nerea Ahedo, del grupo parlamentario vasco, ha preguntado a la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social en funciones, Magdalena Valerio, por las propuestas concretas que tiene el Gobierno en esta materia. "No es posible caer en la inacción" ha manifestado, recordando que se trata de un "fenómeno estructural" al que "hay que hacer frente globalmente".