www.melillahoy.es

Desciende la llegada de menores marroquíes en comparación a 2018 pero sin mermar la saturación del centro de Purísima

Módulo de primera acogida del Centro de la Purísima
Módulo de primera acogida del Centro de la Purísima

Durante la semana de feria se han producido 87 altas en el centro de Purísima, de los cuales 57 eran de nuevo ingreso

jueves 12 de septiembre de 2019, 04:10h
La presión migratoria de los menores extranjeros no acompañados sigue siendo una realidad palpable, tal como señala el viceconsejero del Menor y la Familia, Abderrahim Mohamed, que señala que aunque la llegada de menores desde el país vecino ha experimentado un ligero descenso en comparación con 2018, “eso no impide que se siga superando la capacidad de los centros de acogida” de la ciudad, como el de Purísima, en clara saturación con 688 residentes cuando su capacidad es de poco más de 300.
En declaraciones a este Diario, el viceconsejero indicó que la llegada de menores y jóvenes extranjeros no acompañados, principalmente del país vecino, es “una constante” y aunque se constata un descenso en comparación al pasado año, lo cierto es que no se traduce en una mejora en la situación de los centros.

Cifras
Así apuntó que en los ocho primeros meses de 2018 se produjeron 2.497 ingresos de menores en centros de acogida, frente a los 1.832 contabilizados en el mismo periodo de tiempo de este 2019. El pasado año, de ese total de altas, 816 corresponden a menores de nuevo ingreso, cifra que en este ejercicio se ha reducido a 678. De seguir la tendencia descendente, 2019 podría cerrar por debajo de los 3.757 acogimientos contabilizados en m2018.

Considera que “no hay que alarmarse con titulares que puedan inducir a confusión, porque es una realidad que se ha dado un menor número de entradas en comparación con 2018, pero eso no es óbice para que se siga superando la capacidad de los centros de acogida, porque hablamos de un fenómeno que se da en Melilla, Ceuta y la península”.

Feria
Afirma el viceconsejero que la Operación Feriante, al menos en lo que respecta a los dos primeros días de desarrollo, ha tenido “poca incidencia en cuanto a altas en los centros de acogida si se compara con 2018”.

De hecho, señala que se han contabilizado 87 ingresos en toda la semana de feria, de los que 57 eran de nueva entrada. Entre los días 6 al 9 de septiembre, se registraron 60 altas, 54 bajas voluntarias y de este total, 23 eran menores que entraban por primera vez en el sistema de protección. Estas altas y bajas han dejado la cifra de residente en 688 en el centro Purísima.

En cuanto al resto de centros de acogida, afirma que “apenas se han notado las altas”, como por ejemplo en la Gota de Leche con 87 residentes en el Hogar Sor Concepción, 61 en el centro Eladio Alonso y 13 en casa cuna. En Divina Infantita la cifra de acogidos es de 34 y en el centro de reforma, 40 residentes.

Aumenta la llegada de niñas
Abderrahim Mohamed puntualizó que, aunque “ha bajado el número de menores en general, sí que ha aumentado la llegada de niñas”. En total se han contabilizado 16 altas, de las que 15 llegaban por primera vez. De ese total, 4 se reintegraron a sus familias, dado que “habían sido detenido sus padres por falsedad documental”. Cuando se les dejó en libertad, pudieron volver a casa con sus hijas.