www.melillahoy.es
La Asamblea guardó un minuto de silencio por las víctimas de violencia de género
Ampliar
La Asamblea guardó un minuto de silencio por las víctimas de violencia de género

La propuesta de Vox para investigar la aparición de borregos muertos en el río se queda sobre la mesa

Todos los grupos acordaron esperar a que finalice el expediente de Salud Pública, que está en fase de alegaciones

viernes 13 de septiembre de 2019, 04:00h
La propuesta de Vox de crear una comisión de investigación tras la aparición de 41 borregos muertos en el cauce del Río de Oro a principios de agosto se quedó ayer sobre la mesa por unanimidad de todos los grupos parlamentarios, a la espera de que finalice el expediente iniciado por la Consejería de Bienestar Social. Este asunto fue abordado en el Pleno de la Asamblea, en el que el viceconsejero de Servicios Sociales y Salud Pública, Mohamed Mohamed Mohand, explicó que el expediente está en curso y, si una vez finalizado se entiende que debe existir una comisión de investigación, no habrá inconveniente en que se vuelva a someter a votación.

Este expediente, según relató el viceconsejero, se está desarrollando con normalidad y, en estos momentos, se encuentra en fase de alegaciones para que la empresa que supuestamente arrojó los borregos al cauce para evitar asumir el coste de su incineración, pueda alegar lo que considere. En cualquier caso, Mohamed Mohand evitó dar más detalles porque el expediente está “plenamente abierto”, y aseguró que, cuando esté resuelto, se llevará a la Asamblea para ver la conveniencia o no de insistir en este asunto mediante una comisión de investigación.
La propuesta de dejar el asunto sobre la mesa fue planteada por el presidente de Coalición por Melilla (CPM), Mustafa Aberchán, después de que el portavoz del PP, Miguel Marín, apuntara que “lo prudente es esperar a que concluyan los expedientes” abiertos al respecto tanto en el área de Salud Pública como en la de Medio Ambiente.
Vox, partido autor de la propuesta de abrir una comisión de investigación, apuntó a través de su portavoz, Jesús Delgado, que está de acuerdo en que los expedientes terminen, pero considera que “se debe tener informado” sobre el problema del fallecimiento de esos animales, habida cuenta que “es muy importante” al ser un tema de salud pública.
CPM dijo que no tiene “alergia” a que se abra una comisión de investigación porque “es una obligación todo lo que sea transparencia y garantía sobre la Salud Pública”, aunque insistió en que “hay que ser rigurosos con los procedimientos”, de ahí que planteara dejar sobre la mesa la propuesta.

“De Castro calla”
El PP aprovechó el debate para mostrar su confianza en los empleados públicos que han intervenido en este asunto desde el primer momento y reprochó al presidente de la Ciudad Autónoma, Eduardo de Castro, que se haya “mantenido callado” cuando en los últimos días “se han vertido acusaciones” sobre dichos funcionarios.
Además, le recriminó su “pasividad” ante la “falta de consideración” entre miembros de su Gobierno, concretamente del viceconsejero de Salud Pública al consejero de Medio Ambiente a raíz de la aparición de los borregos en el río, diciéndole que “no se calentara”. Marín criticó que De Castro tuvo la misma postura después de que el viceconsejero “comparara el sacrificio de un cordero en una vivienda con fumar porros en la Plaza de España”, lo que supuso “una ofensa” para la mitad de la población.
Marín recordó a De Castro que “es su responsabilidad poner orden en este Gobierno, pero queda claro que ni manda en el Gobierno, ni gestiona ni coordina ni preside” el Ejecutivo porque “cada uno va a lo suyo” y el presidente “lo que ha hecho es estar más preocupado de ponerse un sueldo de 7.000 euros al mes que de gestionar”.

“Como crea oportuno”
De Castro, al igual que hizo anteriormente el portavoz del PSOE, Francisco Vizcaíno, respondió a Marín que esas críticas “no vienen al caso”, aunque el presidente melillense fue más allá al dejar claro al portavoz popular que mientras ocupe dicho cargo, gobernará como le parezca más oportuno y tendrá que “aguantarse mientras esté este Gobierno”.
Además, le instó a que deje de hablar de su sueldo porque “todos tenemos uno”, a que modere su lenguaje y se ajuste a los puntos del orden del día. “Guardaré el silencio que crea oportuno y actuaré como crea oportuno. Si no le gusta, lo siento, pero es lo que tenemos”, concluyó De Castro.

Mohand pide intervenir, sin éxito
Después de que Dunia Almansouri, que presidía el Pleno, diera por levantada la sesión, Mohamed Mohand pidió la palabra por alusiones, que no le fue concedida al haber terminado ya el Pleno. Minutos después, ante la prensa, explicó que lo que quería decir era que Marín había faltado a la verdad porque, según dijo, él no se refirió al consejero de Medio Ambiente instándole a que no se calentara, sino que hablaba de los plazos del expediente.
Sí reconoció haber comparado el sacrificio domiciliario de borregos con “fumarse un porro”, algo que consideró unas “desafortunadas palabras” y una “comparativa fuera de lugar”. Sin embargo, dejó claro que ya se había disculpado en comisión y, por ello, reprochó a Marín que lo volviera a sacar ayer en el Pleno si ese tema “ya quedó resuelto”.