www.melillahoy.es

FÚTBOL - 2ª DIVISIÓN B

Once inicial que presentó ayer la U.D. Melilla
Once inicial que presentó ayer la U.D. Melilla (Foto: GUERRERO)

Empate a nada

U.D. MELILLA 0-0 LAS ROZAS C.F.

lunes 16 de septiembre de 2019, 04:00h
El equipo melillense está encontrando muchas dificultades en este arranque de temporada para batir la portería contraria, habiendo marcado solo dos goles en tres partidos. Ayer, lo cierto es que tampoco generó demasiadas ocasiones.
La U.D. Melilla y Las Rozas C.F. firmaban ayer tablas, en un encuentro no demasiado vistoso y en el que el resultado de 0-0 fue, muy probablemente, lo más justo. Solo la entrada de Hicham, en la recta final del partido, pareció dar nuevos bríos a los unionistas en ataque, disponiendo de una buena oportunidad para lograr el gol del triunfo y sirviendo, posteriormente, a Deco para que se quedara solo ante Yelco, saldándose el mano a mano de forma favorable al cancerbero rozeño.
En definitiva, un punto para los de Víctor Cea que suman cuatro en tres choques disputados, aunque se trata de los dos primeros que vuelan del Estadio Álvarez Claro.
Los compases iniciales del partido se desarrollaron sin un claro dominador, con los dos equipos intentando adueñarse del balón. El primer aviso lo daba, en el minuto 5, Mawi, aunque sin demasiada puntería.
Lo cierto es que los madrileños intentaban ahogar la salida de balón de los azulinos, realizando una presión muy alta, aunque los melillenses no se precipitaban tocando con paciencia. En el minuto 13 sería Carri el que probaría fortuna con un disparo que se marchó por encima del larguero. De nuevo, Carri, en el 20’, ejecutó un lanzamiento de falta aunque con la misma suerte que en el tiro que había realizado anteriormente.
En el 21’ el que dispuso de una doble ocasión fue Ruano, a quien su pase inicial lo repelió la defensa rival y el rechace lo mandó alto el extremeño. Otra vez Ruano lo intentó, cinco minutos más tarde, con una vaselina que se fue fuera.
Las Rozas, pasada la primera media hora de juego, comenzó a estirarse y sus acercamientos sobre la portería defendida por Hodei Oleaga llevaban bastante peligro. En uno de ellos salvaba Pepe Romero un claro remate de los madrileños.
Mawi conseguiría marcar en el minuto 34, aunque el gol no subiría al electrónico al considerar el colegiado que el futbolista local estaba en posición de fuera de juego. Para el primer disparo del conjunto visitante hubo esperar al 38’, con un tiro lejano de Borja que ni siquiera encontró el marco contrario.
Sin nada más reseñable, y con el consabido 0-0 inicial, concluyeron los primeros 45 minutos.
El segundo periodo comenzaba de la mejor manera para los de Víctor Cea, algo dispersos sobre el césped o menos acertados en el pase y el repliegue que sus rivales. Y eso que la sensación de arranque fue distinta porque a los tres minutos una jugada entre Víctor Mena, Carri y Ruano acabó en aplausos.
Sin embargo, en el 54’ ‘y en el 64 el protagonista fue Hodei Oleaga. El cancerbero azulino tuvo que sacar dos grandes manos para evitar el tanto de Las Rozas C.F. Hubo que esperar a la hora de juego para que los melillenses empezaran a jugar otra vez y para que fuesen capaces de crear más oportunidades. Un balón de Jon Ceberio alto o una buena salida por bajo de Yelco para robarle la cartera a Mawi daban esperanzas.
El preparador del equipo unionista movió el banquillo, dio entrada a Hicham y suya acabaría siendo la mejor jugada del partido. Corría el minuto 78, magnífico contraataque del murciano y casi bate a Yelco, pero de nuevo el arquero naranja paraba por bajo. En el 82’ volvería a ser providencial, en esta ocasión ante Deco, quien también había entrado desde el banquillo y que no podía aprovechar un gran servicio de Hicham.
En los minutos finales, más corazón que cabeza, más ímpetu de la Unión Deportiva Melilla, pero el marcador no se movería.
Los de Víctor Cea apenas disponen de tiempo para descansar, ya que este miércoles recuperarán el encuentro aplazado frente al colista del Grupo I, el Celta B, a partir de las 16’00 horas, en tierras gallegas. Cuatro días después tendrán que jugar en Asturias para verse las caras con el Marino de Luanco.