www.melillahoy.es
Imbroda cree que el discurso de De Castro es “vacío, vacuo, sin contenido y autojustificativo de por qué se sienta uno en un sillón que no le corresponde”
Imbroda cree que el discurso de De Castro es “vacío, vacuo, sin contenido y autojustificativo de por qué se sienta uno en un sillón que no le corresponde” (Foto: Guerrero)

Imbroda ofrece al PSOE y CPM la posibilidad de formar con el PP un “Gobierno estable de futuro”

No descartó la moción de censura como “instrumento” para llevar a cabo esta propuesta si prospera el diálogo y se mostró dispuesto a no ser él quien lidere ese Gobierno que plantea el PP: “No soy el presidente del futuro”, dijo

miércoles 18 de septiembre de 2019, 04:11h
El PP mostró ayer su disposición a sentarse a hablar con la segunda fuerza política, Coalición por Melilla (CPM), y el PSOE como partido nacional, para conformar un Gobierno “estable de futuro” para los próximos 8 años en la Ciudad Autónoma. Así lo planteó ayer el presidente popular, Juan José Imbroda, que no descartó la moción de censura como “instrumento” para llevar a cabo esta propuesta si prospera el diálogo entre las tres formaciones políticas. Además, se mostró dispuesto a no ser él quien lidere ese Gobierno que plantea el PP, ya que dijo tener “pocas ganas de seguir en política” como presidente y diputado de la Asamblea.
Imbroda hizo este llamamiento a ambas formaciones unos minutos después de concluir el acto institucional del Día de Melilla y seguir el discurso que ofreció el presidente de la Ciudad Autónoma, Eduardo de Castro, a muy pocos metros de distancia, ya que estuvo situado junto al atril, al igual resto de autoridades nacionales, en su papel de senador.
En declaraciones a los periodistas, el expresidente melillense calificó el discurso como “vacío, vacuo, sin contenido y autojustificativo de por qué se sienta uno en un sillón que no le corresponde”, al tener Cs un único diputado.
El líder popular consideró “amortizado” a De Castro como presidente al haber acudido al acto institucional del Día de Melilla con un “Gobierno incompleto” por la ausencia de los miembros de CPM, el partido que sustenta el mayor peso del Ejecutivo con 8 de sus 13 escaños en la Asamblea, que no está de acuerdo con la conmemoración del 17 de septiembre.
“Un presidente que viene sin el Gobierno completo, ya me dirán qué clase de presidente es. No puede ser presidente con un diputado, no puede serlo porque no tiene fuerza, ni respaldo popular ni votos, y eso en democracia se paga, como ha pasado hoy [por ayer] aquí”, explicó Imbroda.
Ello, pese a opinar que la disconformidad de CPM con el 17S no se debe a que no le guste esa fecha como Día de Melilla, sino a que es “una pose que en su momento sacaron para marcar una diferencia electoral” que ahora, a juicio de Imbroda, no es “oportuno ni bueno” si lo que se quiere es entre todos “hacer una Melilla mejor en paz y armonía”.

“Hablar de verdad”
Sobre su llamamiento al PSOE y CPM “para hablar del futuro inmediato”, Imbroda dijo que es “lo que el PP quiere ofrecer a la sociedad melillense en el Día de Melilla” con el objetivo de resolver “el problema de desgobierno, sin rumbo ni programa, en el que hay enfrentamientos y problemas de fricciones entre grupos”, con el objetivo de “buscar una solución de futuro para la ciudad” para los próximos 8 años.
“Vamos a hablar de verdad, a preparar un buen diálogo y vamos realmente a dar fuerza y contenido a la presencia política con un Gobierno con el respaldo suficiente que tiene que tener cada puesto para poder gobernar”, dijo Imbroda. Según apuntó, “ahora mismo el presidente no puede gobernar”, pero “no se va porque 7.000 euros son muchos euros”, en alusión al sueldo que percibe al mes.
Imbroda no descartó la moción de censura para llevar a cabo la opción que plantea el PP a CPM y PSOE para conformar “un Gobierno en condiciones con la inmensa mayoría” y en el que todas las formaciones “remen en la misma dirección”, habida cuenta que es “un instrumento más que está dentro de la Constitución y el Estatuto de Autonomía”.
“A eso no hay que ponerle muchos reparos”, indicó Imbroda, que puntualizó que él no estaba hablando de nada concretamente, sino “de hacer futuro, hacer un Gobierno fuerte, con los instrumentos que sean necesarios para el caso”. Y el PP, dijo, “está dispuesto a eso ya”.

“Presidente del futuro”
Respecto a si él sería el presidente de ese hipotético Gobierno que ofrece a PSOE y CPM junto al PP, Imbroda dejó la puerta abierta a prescindir de ese liderazgo. Al ser preguntado por ello, respondió que “todo se puede hablar” y admitió que tiene “pocas ganas” de seguir en política, tanto de presidente como de diputado en la Asamblea.
Sin embargo, apuntó que no ha renunciado a su acta, como anunció el 15 de junio, porque “hay un guirigay en el Gobierno que no es justo”. No obstante, insistió en que él no es “el presidente del futuro”, sino que lo ha sido “del presidente y el pasado”, y aclaró que con esta propuesta no busca su carrera política, sino “la de la ciudad”.