www.melillahoy.es

FÚTBOL-2ª DIVISIÓN B

Michele Diana se emplea a fondo para anticiparse a una acción de ataque del filial del Real Club Celta de Vigo
Michele Diana se emplea a fondo para anticiparse a una acción de ataque del filial del Real Club Celta de Vigo (Foto: Xoan Carlos Gil/La Voz de Galicia)

4-2. Naufragio en Vigo de la U.D. Melilla

El conjunto melillense sigue sin reaccionar y las sensaciones que trasmite no son las de poder aspirar al Play-Off. La imagen en Vigo fue decepcionante y con este correctivo se sitúa a 1 punto del descenso.

jueves 19 de septiembre de 2019, 04:00h
La U.D. Melilla volvió a decepcionar ayer en Vigo, como lo hiciera hace dos jornadas a domicilio, ante el Internacional de Madrid, donde cayó por el resultado de 5-1, aunque en esta ocasión fue derrotado ante el colista Celta B por 4-2, en un partido en el que los melillenses naufragaron sobre el terreno de juego, principalmente en la segunda parte, con numerosos errores defensivos que les ha costado esta dolorosa revés. Con este nuevo severo correctivo y después de sumar tan solo 1 punto de 9 posibles, en las últimas tres jornadas, la situación comienza a ser preocupante y se encienden las alarmas en un equipo que ni por asomo llega a tener la calidad y la solidez que el del pasado curso.
El conjunto que dirige Víctor Cea todavía está a tiempo de remontar el vuelo, pero sigue sin reaccionar y las sensaciones que trasmite no son las de poder aspirar al Play-Off, pues después de disputar el encuentro aplazado ante el Celta B se ha situado en la decimoquinta posición, a tan solo 1 punto de la zona de descenso.

Primer tiempo
La primera mitad fue igualada, aunque la iniciativa en los primeros diez minutos correspondió al Melilla, pero cuando mejor estaba jugando encajó dos mazazos en forma de goles que pusieron cuesta arriba el partido, aunque gracias a su insistencia acortó distancias diez minutos antes del descanso.
La primera gran ocasión del partido fue para los visitantes, a los diez minutos, en un pase de Hicham sobre Carri, pero el remate de éste lo despejó el meta Vieites, a córner.
La réplica viguesa se produjo cuatro minutos más tarde, en lo que significó el primer tanto de la tarde, ya que un fallo defensivo del Melilla lo aprovechó Yeboach para centrar al área visitante, donde Apeh, a la media vuelta, batió a placer a Oleaga.
La Unión Deportiva no se vino abajo y seis minutos después Ceberio tuvo en sus botas el empate, tras una falta ejecutada por Carri, pero de nuevo el cancerbero gallego se lució, despejando a córner.
El Melilla continuó insistiendo sobre la meta rival y en el 23’, Carlos Fernández, tras una falta botada por Vítor Mena, cabeceó al primer palo, pero una vez más apareció Vieites para salvar el tanto del empate.
Una vez más, el Celta B sacó provecho de la debilidad defensiva de su rival en el 25’, ya que Yeboach se internó por la banda izquierdo y de fortísimo trallazo mandó el cuero por la escuadra.
El 2-0 fue un duro mazazo, del que el cuadro visitante no se recuperó hasta pasado diez minutos, justo cuando el colegiado señaló una máxima pena, por derribo de Dani Molina sobre un delantero melillense. Carri ejecutó el penalti y acortó distancias, engañando así al portero vigués.
Por su parte, el filial gallego pudo incrementar su renta en el 40’, tras otro fallo defensivo de los melillenses, pero el remate a placer de Apeh lo atajó Oleague, despejando a córner un gol cantado que entraba como una exhalación por la escuadra.

Desastre en la 2ª mitad
En la segunda parte, el equipo de Víctor Cea naufragó e incrementó sus errores defensivos, mientras que en ataque apenas pasó del centro del campo, excepto en los últimos diez minutos, cuando el filial celtiña ya había sentenciado el partido.
Yeboah, a pase de Apeh, perdonó el tercer tanto del partido en el 50’, ya que encaró al meta unionista y disparó fuera, mientras que cinco minutos más tarde, tras otro error de la defensa visitante, Apeh se plantó sólo ante Oleaga y éste le ganó en el mano a mano.
El Celta B tenía totalmente embotella al Melilla en el área y en el 60’, Ros estrelló el cuero al palo izquierdo, aunque en la boca de gol un defensor azulino salvó el tanto, tras despejar el balón.
En una de las escasas ocasiones de la Unión Deportiva pudo llegar el empate, ya que tras un barullo en el área gallegada, Richi remató a la media vuelta, pero el balón se marchó fuera.
El que no perdonó en la siguiente acción fue el Celta B, en el minuto 76, ya que Losada recibió un pase de un compañero, tras un contragolpe, para sentenciar el choque, mientras que 85’, Lautaro incrementó la renta con el 4-1.
Ya en las postrimerías del choque, Deco maquilló el marcador para los melillenses, con el definitivo 4-2, en el que su equipo ofreció otro mal partido como visitante, y lo que es peor, dando otra imagen negativa.