www.melillahoy.es
Respecto a CPM, que por ahora no ha dado ninguna respuesta, Marín apeló a la sensatez y se mostró convencido de que en el seno de dicha formación son conscientes de que “este Gobierno no va a ningún sitio”
Ampliar
Respecto a CPM, que por ahora no ha dado ninguna respuesta, Marín apeló a la sensatez y se mostró convencido de que en el seno de dicha formación son conscientes de que “este Gobierno no va a ningún sitio”

El PP insiste en que Melilla necesita un cambio de presidente y Gobierno para dar estabilidad

Sobre el rechazo de Gloria Rojas, Marín respondió que a los populares no les extraña su posición porque “es capaz de pactar con el diablo antes que con el PP” y “aún se encuentra en el 36, en esa lucha entre azules y rojos”

jueves 19 de septiembre de 2019, 04:07h
El PP subrayó ayer que Melilla “necesita urgentemente un cambio de presidente y de Gobierno” para dar a la ciudad estabilidad, certidumbre, claridad de ideas y un proyecto para los próximos 8 años, que generen “esperanza, ilusión y expectativas de futuro” en Melilla. El secretario general del PP local, Miguel Marín, insistió de esta forma en el ofrecimiento que dos días atrás hizo el presidente de la formación, Juan José Imbroda, que tendió la mano a Coalición por Melilla (CPM) y a PSOE para sentarse a hablar sobre la posibilidad de formar entre los tres un Gobierno fuerte y estable de futuro.
Sobre el rechazo que ayer expresó la secretaria general del PSOE de Melilla, Gloria Rojas, Marín respondió que a los populares no les extraña su posición porque la líder socialista “es capaz de pactar con el diablo antes que con el PP” y “aún se encuentra en el 36, en esa lucha entre azules y rojos, sumida en esa lucha contra el franquismo”.
Marín lanzó un mensaje a Rojas recordándole que “eso, afortunadamente en España, está más que superado” gracias a estas cuatro décadas de democracia y el hecho de encontrarnos en el siglo XXI, y consideró que la responsable del PSOE también debería tenerlo superado, algo que “parece ser” que no ocurre.
Respecto a CPM, que por ahora no ha dado ninguna respuesta, Marín apeló a la sensatez y se mostró convencido de que en el seno de dicha formación son conscientes de que “este Gobierno no va a ningún sitio”, habida cuenta de “las peleas clamorosas e incluso públicas” que ha habido en sus filas en sus primeros tres meses.
El número dos del PP melillense afirmó que los cepemistas son conscientes de que el Gobierno actual del que forman parte “es inestable” y con él “no se puede forjar un futuro cierto para Melilla”, frente a lo que ha planteado Imbroda en “un gesto de responsabilidad, viendo la deriva que está teniendo la ciudad con un desgobierno como el actual”.

“Discurso patético”
Además, aludió a la falta de programa y de propuestas del Ejecutivo regional, algo que, a su juicio, quedó demostrado durante la celebración del Día de Melilla, en el discurso del presidente de la Ciudad Autónoma, Eduardo de Castro, que Marín calificó como “realmente patético” tanto en la forma como en el fondo.
Marín, que dijo haber sentido vergüenza como melillense de tener como presidente a De Castro tras escucharlo el 17S, criticó que el discurso, pese a ser el más importante del año junto con el del Debate del Estado de la Ciudad, estuvo “totalmente vacío” y careció de contenido.
Para el secretario general del PP, es preocupante que De Castro no transmitiera a la población “ni una sola propuesta” en su discurso, si bien apuntó que “no es de extrañar” porque Cs se presentó a las elecciones del 26 de mayo sin un programa electoral específico para Melilla, al contrario que el PP, que planteó 612 medidas en el suyo.
Por ello, rechazó las acusaciones que De Castro hizo en su discurso contra el anterior Gobierno, del que dijo que se caracterizaba por la improvisación, y devolvió este dardo al actual presidente melillense porque “no tiene propuestas para la ciudad ni ha dicho qué quiere hacer con la Melilla de presente y futuro”.
Según Marín, De Castro ha demostrado en estos tres meses como presidente que es “un auténtico desastre, incapaz de gestionar un Gobierno y elaborar un programa” lo que, unido al hecho de que solo tiene un diputado, que es el suyo propio, y depende de los apoyos de PSOE y CPM, evidencia que “está llevando a Melilla a un precipicio” porque “no se vislumbra nada claro de presente y futuro” en la ciudad.
Por todo ello, pidió a CPM que, al menos, analice la propuesta de diálogo del presidente popular para “poner sobre la mesa un proyecto común para Melilla” y que se centre “en lo realmente importante, que es la estabilidad de la propia ciudad”, al tiempo que criticó que Rojas se haya “apresurado” a “no ofrecerse, ni siquiera, a dialogar”.