www.melillahoy.es

FÚTBOL-2ª DIVISIÓN B

Víctor Cea, entrenador de la U.D. Melilla, dirigiendo a su equipo desde el banquillo
Víctor Cea, entrenador de la U.D. Melilla, dirigiendo a su equipo desde el banquillo (Foto: Guerrero)

Víctor Cea: “Todos debemos mostrar ese carácter competitivo”

“Debemos ser nosotros mismos y ser dominadores del partido a través de una buena gestión del balón para poder llegar a la portería rival”, afirma el entrenador de la U.D. Melilla de cara al choque ante el Marino de Luanco

sábado 21 de septiembre de 2019, 04:00h
Víctor Cea, entrenador de la U.D. Melilla, compareció ayer viernes en la previa del encuentro que su equipo disputará este domingo a domicilio ante el Marino de Luanco. El preparador azulino espera que sus jugadores se reivindiquen tras el doloroso correctivo en Vigo ante el Celta B (4-2), pero sobre todo que consigan la victoria y mejoren la decepcionante imagen ofrecida ante el filial gallego. Para conseguirlo, reconoció que no se pueden repetir los “errores defensivos”, sino ser “competitivos y mejorar en el juego”.
El técnico madrileño del Melilla valoró, en primer lugar, la preocupante situación de su equipo, principalmente con la decepcionante imagen mostrada ante el Celta B en el Municipal de Barreiros. “No estamos contentos con lo que hemos hecho fuera de casa y este domingo tenemos la oportunidad de cambiar la imagen que estamos dando a domicilio, que es muy lejana de lo que queremos del equipo”.
Por otro lado, se le preguntó por las críticas por el mal juego de su equipo y por los resultados. “Sabemos que estamos en un club de máxima exigencia, lo compartimos y somos ambiciosos, con lo cual somos conscientes de ello”, afirmó.
También reconoció que el equipo está mostrando una gran fragilidad defensiva. “Tenemos muy claro que estamos teniendo problemas en defensa, pero también en cuanto al juego en el encuentro del pasado miércoles. No es admisible y tenemos que encontrar mucha más solidez defensiva y tener más carácter competitivo”.
No obstante, Víctor Cea ya está centrado en el choque de este domingo ante el Marino de Luanco y no quiere que este largo desplazamiento a tierras asturianas sea una excusa. “No vamos a ver el desplazamiento como algo negativo, en el sentido que nos pese, sino como la oportunidad de competir cuatro días después de haber jugado en Vigo ante el Celta B y de mostrar una buena imagen del Melilla como visitante”.
Precisamente, para intentar ganar en Luanco dijo que intentará poner el once titular que “más rendimiento nos vaya a dar y lo que más se acerque al partido”, aunque también “hay que valorar la fatiga que puedan tener los jugadores, pero sobre todo pondré a los jugadores que se encuentren en un mejor estado para hacer el partido que buscamos”.
“Sin duda, va a ser un duelo complicado, aunque lo afrontamos con el objetivo de ir a ganar y estamos convencidos que así lo haremos”, afirmó Víctor Cea, que consideró que la clave para poder sumar los tres puntos “está en el carácter competitivo, en la ambición y en ser valientes y atrevidos en nuestro juego porque es lo que va en nuestras señas de identidad”.
A este respecto, destacó que el “carácter competitivo abarca muchos aspectos”, aunque en el último partido “no lo mostramos en varios de ellos, como en el momento de tomar decisiones en el terreno de juego, pero debemos mostrar ese carácter competitivo todos”.
En otro orden de aspectos, dijo que el Melilla tiene la oportunidad de reivindicarse para olvidarse de todo lo que supuso la derrota del pasado miércoles. “El equipo viene dolido de haber perdido en Vigo porque quería ganar, pero en tan solo cuatro días ya tiene la oportunidad de resarcirse en Luanco. Por lo tanto, somos conscientes que afrontamos otro partido y de mostrar lo que queremos”.
También analizó al que será el próximo rival de los melillenses, el Marino de Luanco, clasificado en zona de descenso, en el puesto 17º, con una victoria y tres derrotas. El conjunto asturiano sumó el pasado domingo sus tres primeros puntos, tras superar precisamente al Celta B por 0-2. “Es un equipo que parte desde su solidez defensiva y en situaciones puntuales se desenvuelve de buena manera, pero principalmente debemos intentar hacerle daño con nuestras armas y estar muy preocupados de ser nosotros mismos, más de lo que vaya a ser el rival”.
Por último, dejó claro que sus decisiones de cambiar a un jugador “no las voy a adoptar en función de un error o una situación puntual, sino más bien por actitudes o estados de forma”.