www.melillahoy.es
Vox recordó que “la función” de las concertinas es causar lesiones
Ampliar
Vox recordó que “la función” de las concertinas es causar lesiones

Vox Melilla dice ahora que su muro no es metafórico, sino que lo quiere “de 30 metros” y, a ser posible, con tecnología

martes 24 de septiembre de 2019, 04:00h
Vox Melilla reculó ayer al apuntar que el muro que pide su partido ya no es metafórico con las infraestructuras necesarias y empleando la tecnología para conseguir que sea impermeable a la inmigración irregular, como afirmó hace unos días, sino que ahora quiere un muro físico de gran altura porque los inmigrantes “siguen entrando y de manera indiscriminada, agrediendo a nuestras fuerzas de seguridad y violando nuestro país”. “Ahora queremos un muro no de 7 metros, sino de 30 y, a ser posible, con tecnología punta”, dijo el presidente de Vox Melilla, Jesús Delgado Aboy.
En rueda de prensa, acusó ayer al Gobierno de Pedro Sánchez de pretender una “barra libre para todo aquel que quiera forzar la integridad territorial del país”, dada su intención de eliminar las concertinas de las vallas de Melilla y Ceuta “en los pocos lugares donde están presentes” mientras siguen produciéndose “asaltos” con violencia.
Así, se refirió al salto a la valla que tuvo lugar el pasado jueves en la ciudad, en el que un guardia civil resultó lesionado en dos costillas “por la contundencia de los asaltantes” en la frontera, que “otra vez fue vulnerada, asaltada y desbaratada”.
Frente a ello, Vox defendió su propuesta de construir un muro, que le parece “no acertada, sino la única posible y, además, encomiable ante la dura realidad de los hechos”, habida cuenta que el problema de la inmigración irregular “deja de ser doméstico para convertirse en un problema europeo”.
Por ello, justificó la necesidad de construir “un muro físico de tal contundencia, que lo hiciera impenetrable para los asaltantes”, contando “con los adelantos tecnológicos necesarios para tal fin”, y dejó claro que “o se toman decisiones como esta, o al final nuestra españolidad queda en entredicho y nuestra integridad territorial, rota”.
Insistió en que este problema afecta al país con una pérdida de integridad territorial, de soberanía nacional y lesiones de las fuerzas de seguridad”, y dejó claro que en Vox son “solidarios como cualquiera”, si bien no pueden “admitir que entren por la fuerza en España hordas de subsaharianos sin control y de manera muy violenta”.
“No se pueden forzar las fronteras de un país soberano. Si admitimos esto, admitimos que no somos los legítimos dueños del país y sus instituciones”, incidió Delgado Aboy, para quien el argumento del ministro del Interior en funciones de retirar las concertinas por causar lesiones “a los asaltantes” es “un despropósito que va camino de premio”.
Tras advertir de que la retirada de las concertinas provocará “un incremento de asaltos si no hay obstáculos que lo impidan”, afirmó que “la función” de las concertinas es causar lesiones, y equiparó la situación con las armas del Ejército, asegurando que “sería un despropósito pedir que las suprimieran porque los disparos causan heridos y muertos”.

“Solidaridad mal entendida”
Además, advirtió de que “la solidaridad mal entendida de otras formaciones va a llevar a España a la ruina más absoluta” porque este país “no puede ni quiere mantener a todo un continente sin más motivo que ser muy solidarios”, lo que calificó como “un disparate que pagan los españoles”.
También reclamó que se defiendan las fronteras con los medios necesarios, ya que denunció que la Guardia Civil no puede utilizar material antidisturbios y, además, Interior ha suprimido su compañía ‘Búhos’, que “era súper eficaz” anticipándose a las aproximaciones de inmigrantes en los intentos de salto a la valla.