www.melillahoy.es
El presidente regional del PP, Juan José Imbroda
Ampliar
El presidente regional del PP, Juan José Imbroda

Imbroda acusa al Gobierno local de dar “un golpe de Estado a la libertad y a la información”

“Cuando hay un golpe de Estado, lo primero que hacen los golpistas es ir a los medios de comunicación para cerrarlos y controlarlos”, afirma el presidente regional del PP sobre la decisión de la Ciudad de no insertar publicidad en la prensa

miércoles 25 de septiembre de 2019, 04:12h
El presidente regional del PP, Juan José Imbroda, salió ayer en defensa de los medios de comunicación de Melilla por la decisión del nuevo Gobierno de la Ciudad Autónoma de no insertar publicidad institucional, al contrario de lo que venía sucediendo en las legislaturas anteriores. Imbroda, en una entrevista concedida a la Cadena Cope, acusó al Ejecutivo de Eduardo de Castro de “dar un golpe de Estado a la libertad y a la información” con su decisión, y advirtió de que “eso es muy malo también para Melilla”.
“Cuando hay un golpe de Estado, lo primero que hacen los golpistas es ir a los medios de comunicación para cerrarlos y controlarlos”, aseveró Imbroda, que en su entrevista radiofónica recordó que la Ciudad Autónoma tiene entre sus funciones “dar vida al tejido social, cultural e informativo” de Melilla dando su apoyo público a todos estos sectores. De lo contrario, advirtió, esos ámbitos “se mueren”, “y si una ciudad se muere, ¿para qué quiere una ciudad muerta?”, preguntó.
Para Imbroda, lo que está sucediendo es una “venganza” y un “castigo” del nuevo Gobierno a los medios de comunicación locales por sus publicaciones críticas, lo cual es “una aberración”, máxime cuando el dinero público, recordó, “no es suyo”, sino de todos. “No me diga que es por dinero, porque entonces cierre usted todo, también la televisión pública, que cuesta más de tres millones de euros al año”, subrayó Imbroda.
“¿Es que el interés de Ciudadanos está en que no haya en Melilla medios de comunicación? Pues tiene que haberlos, aunque no te gusten, como están los medios nacionales”, dejó claro el líder popular, que rechazó de plano “esa operación que se está planteando en estos momentos”, en la que se lleva a la asfixia a los medios por la falta de los ingresos de la publicidad institucional, poniendo en peligro unos 160 puestos de trabajo que tiene este sector en Melilla.

“Sagrado” en democracia
Imbroda dejó claro que el PP “no se va a callar” ante lo que considera “una aberración”, y pidió a los medios de comunicación que tampoco lo hagan, porque “tienen que defender lo más sagrado en democracia, que es la información y la libertad, y en esto pasa como el poeta, que decía que cuando calla el cantor, calla la vida”.
El expresidente melillense dejó claro que su Gobierno mantuvo la publicidad institucional que ya había cuando el PP llegó al poder en la Ciudad Autónoma, con un presupuesto igual o menor en números relativos que el que había, y siempre en función del grado de difusión y la audiencia de cada medio, basándose en encuestas sobre los medios de comunicación.
Ello, a pesar de que hubo “gente que quería malmeter” denunciando este asunto ante el Tribunal de Cuentas, el juzgado de guardia e incluso el Tribunal Supremo. “Pero siempre salimos triunfadores porque íbamos con la legalidad y con lo que yo creo que había que hacer, que era dar vida a los medios de comunicación”, aseveró Imbroda.
Asimismo, recordó que en ese reparto de la publicidad no influían los “palos” que su partido, el PP, ha recibido por parte de los medios, con los que él no estaba de acuerdo, pero que ha aceptado porque “esa es la democracia y esos son los medios de comunicación”, empresas con las que ha mantenido una relación con estas empresas “unas veces más cercana y otras, más distante”.