www.melillahoy.es

BALONCESTO - LEB ORO

El gabinete de prensa del club recupera la sección 'La Pizarra'
El gabinete de prensa del club recupera la sección 'La Pizarra' (Foto: CMB)

Jordi Ribas analiza al primer rival del Melilla Baloncesto

El segundo entrenador azulón se encargó de desgranar las virtudes del Chocolates Trapa Palencia

miércoles 25 de septiembre de 2019, 04:00h
El Melilla Baloncesto arranca la LEB Oro 2019-2020 este próximo viernes en la cancha del Chocolate Trapas Palencia. El segundo entrenador azulón, Jordi Ribas, analizaba en la sección ‘La Pizarra’ la plantilla y el estilo de juego del conjunto dirigido por Carles Marco.
Así, comenzaba explicando que se trata de “un equipo con muchas caras nuevas, aunque cuenta con jugadores de gran experiencia en la categoría como Dani Rodríguez o Kevin Larsen, quienes vienen de subir la pasada temporada”. De igual modo, y como siguió comentando, en su plantilla figuran hombres como “Jasaitis, con amplia y dilatada experiencia en la ACB y que dispone de una buena mano desde la línea de tres puntos en la posición de cuatro”.
También destacó a jóvenes como Antúnez, Niang o Pradilla. En el caso de Niang y Antúnez, incidió en que “en la posición de base ambos imprimen velocidad al juego”. En cuanto a Pradilla, resaltaba el hecho de que es “un especialista en el rebote y eso nos va a complicar mucho el juego”, apuntó.
A continuación, el segundo de a bordo del decano, se refirió a las caras nuevas, como son Bader y Jorgenssen, “excelentes tiradores y con un juego eléctrico en las situaciones de indirectos”, y a Kacinas, quien “puede jugar en las posiciones de tres o cuatro, según las circunstancias del encuentro”.
Una vez repasada la plantilla, Jordi Ribas entraba en profundidad a analizar la forma de jugar de los palentinos, haciendo hincapié que en ataque “plantean muchas situaciones para su tiradores y, sobre todo, para que Larsen pueda recibir en el poste bajo y de ahí generar para sus compañeros o sus propios puntos en la pintura”.
Defensivamente, cree que sus pupilos se van a encontrar “situaciones en las que nos quieran desajustar en los bloqueos directos y, seguramente, marcar un ritmo de juego que nos sea incómodo”, aseguraba Ribas.