www.melillahoy.es
José Luis López Belmonte, integrante del Secretariado de SATE-STEs
José Luis López Belmonte, integrante del Secretariado de SATE-STEs

SATE denuncia que en Melilla hay un 30% de alumnos más que la media estatal y solo en la enseñanza pública hacen falta más de 210 docentes

Señalan que el problema de los técnicos de Infantil se resolvería si formaran parte del personal técnico del Ministerio de Educación

viernes 27 de septiembre de 2019, 04:00h
José Luis López Belmonte, integrante del Secretariado de SATE-STEs, denunció ayer que el número de alumnos por aula no solo no disminuye, sino que va aumentando consiguiendo que haya en Melilla un 30% de alumnos más que la media a nivel estatal y un 50% más de alumnos que en las comunidades que ofrecen mejores resultados educativos. Asimismo, apuntó que, si la ciudad tuviese el parámetro como la media nacional, solo en la enseñanza pública harían falta 210 docentes más en las aulas. En cuanto a la problemática de los técnicos de Infantil que finalmente se incorporarán el 1 de octubre, cree que se resolvería si esos profesionales formaran parte del personal técnico del Ministerio de Educación.
José Luis López Belmonte, integrante del Secretariado de SATE-STEs, expresó que, como miembro del Consejo Escolar del estado tuvo una reunión donde presentó 21 propuestas de mejora al informe que hace el organismo todos los años. Aseguró que se aprobarán 20 medidas el próximo 29 de octubre en el pleno porque tuvo “mucho éxito” en la mayoría miembros de la Comisión Permanente.

Respecto a las condiciones de mejora para Melilla, dejó claro que llevan muchos años con una situación “muy precaria” donde no se pone solución al problema del sistema educativo.

Apuntó que en un aula normal cuando hay alumnado con necesidad educativa, se debe reducir el número de alumnos, pero en la ciudad es algo “imposible” ya que puede haber una clase con 35 alumnos y niños con necesidades. Por ello, instó al Ministerio a que reduzca el número de alumnos en esta circunstancia.

Según los datos consolidados del 2017-2018, Belmonte remarcó que Melilla está a la cabeza del numero de alumnos por aula en Infantil, Primaria, ESO, Bachillerato y FP. El sindicato plantea que el objetivo del 2020-2030 sea “un plan de choque” en el que no salga un niño de primero de Primaria sin saber leer o escribir el castellano.

En este asunto, resaltó que hay un índice que aparece en informe del Consejo Escolar del estado de alumnos por profesor, y si la ciudad tuviese el parámetro como la media nacional, solo en la enseñanza pública harían falta 210 docentes más. “Ya que no nos dan los 210 profesores, en primero y segundo de Primaria se debería de poner tres profesores por dos aulas par garantizar que se lea”, apostilló.

Sobre las construcciones, aseguró que se deben habilitar espacios para dar clase “en condiciones” y cree que los que están en construcción no van a cubrir la demanda cuando estén acabados.
“La previsión es que siga aumentando el número de alumnos por aula y pedimos que se recuperen los recortes educativos y los programas de refuerzo al alumnado”, dijo.

SATE-STEs pretende convencer a personas influyentes para que consten las carencias del sistema educativo porque señalan que es “importante “junto con otras actividades, como denunciar las ratios Defensor del Pueblo y la Fiscalía.
“Nos falta implicar a la sociedad, nos quejamos de que no está concienciada de la importancia de que la educación de toda Melilla sea equiparable a la media de nivel estatal”, sostuvo.

Belmonte afirmó que Ceuta y Melilla son los únicos ámbitos de gestión sin Consejo Escolar y se ha presentado una enmienda para que se constituyan “de una vez por todas”, en el año 2009 se crearon los foros de educación que funcionaron hasta el año 2013 que le tocaba a otro Gobierno designar el presidente.

Técnicos de Infantil
En cuanto a la problemática de los técnicos de Infantil, dejó claro que es “lo mismo de todos los años” y este año comentaron que la solución no es un convenio entre el Ministerio y la Ciudad Autónoma, sino crear una plantilla ya que Educación cuenta con una serie de personal técnico, ordenanza, etc.

SATE remarcó que llevan diciéndolo desde hace siete años porque “abordar una clase de Infantil con 35 alumnos con aula cuando no hay sitio, ni espacio para poner las sillas, es inaudito”.

Señalan que el problema es que, año tras año, se trata de “la misma situación” que afecta a las condiciones laborales de los docentes. “Todos sabemos que hay profesores que se acuestan cuando llegan a casa de tal derroche de esfuerzo”, concluyó.

Profesores de religión
Respecto a la disminución de horas lectivas de los profesores de religión, Belmonte apuntó que tienen “una realidad concreta” y un Comité de Empresa propio, por lo que, no dependen del colectivo. El pasado 17 de septiembre, contó que tuvieron una reunión con el subsecretario de Educación y le comentó que “no lo habían hecho bien”.

El sindicato cree que lo que se debería haber hecho era negociar con los dos comités de empresas, ver las soluciones y los horarios e intentar dar soluciones porque algunas personas “podrían estar interesadas en una jubilación anticipada”.

El subsecretario argumentó que tienen siete sentencias que lo obligan y no querían que lo causaran de prevaricar. SATE resaltó que “debería de haberlo negociarlo, que no incumpla la sentencia, pero se lo hubiese hecho dos o tres meses antes, los compañeros hubiesen estado trabajando en la lista de interinos”. “Las cosas hay que hacerlas bien, los derechos laborales son los que son y no se ha actuado adecuadamente, se lo transmitimos a los profesores afectados”, dijo.