www.melillahoy.es
La AMPA pide una solución definitiva a un problema que acumula ya dos cursos escolares
La AMPA pide una solución definitiva a un problema que acumula ya dos cursos escolares

El IES Enrique Nieto lleva sin limpiar desde el lunes: SATE-STEs teme que tenga que ser clausurado

El sindicato denuncia que “la mayoría de los institutos de la ciudad arrastran problemas con el servicio de limpieza desde que en 2018, el Ministerio se desentendió de licitar las nuevas contratas, trasladando la responsabilidad a la Dirección Provincial”

viernes 27 de septiembre de 2019, 04:00h
El IES Enrique Nieto suma hoy su cuarto día sin limpiar. El lunes fue el último día que los operarios de limpieza pasaron por este centro educativo, lo que ha dado lugar a que las aulas, pasillos y el patio estén llenos de residuos y los aseos estén en muy malas condiciones en esta recta final de la semana.

A pesar de que el instituto ha intentado paliar la situación, el problema ha alcanzado tal nivel de gravedad, que ya han dado la voz de alarma tanto la Asociación de Madres y Padres del Alumnado (AMPA) de este centro de Secundaria como el sindicato educativo SATE-STEs, el cual mostró su temor a que tenga que ser clausurado por no estar garantizadas las mínimas condiciones higiénico-sanitarias para los 1.500 alumnos y los trabajadores del instituto.
Tanto la AMPA como SATE indicaron que este es el segundo curso en que el IES Enrique Nieto sufre problemas con el servicio de limpieza. Según el sindicato, el problema es común en la mayor parte de los institutos de Melilla, ya que en 2018 “el Ministerio se desentiende de licitar las nuevas contratas para renovar las que se ocupaban de tal servicio y traslada la responsabilidad a la Dirección Provincial, pero sin asegurar la correspondiente financiación”.
Según SATE, “esta circunstancia ha obligado a la Dirección Provincial de Melilla y, sobre todo, a los centros, a tener que buscarse la vida para garantizar la limpieza de los centros, que asegure las mínimas condiciones higiénico sanitarias para el desarrollo de la labor docente”.
La situación se ha complicado debido a los problemas que han surgido en la licitación del contrato por la postura de algunas de las empresas involucradas en la prestación de este servicio, lo que ha derivado, incluso, en denuncias ante el juzgado. La empresa adjudicataria, según fuentes de la AMPA, ha rechazado la licitación del contrato para evitar tener que asumir las consecuencias de estos problemas judiciales, cuyo impacto económico podría rondar los 90.000 euros.
En palabras de SATE, la situación que atraviesa el IES Enrique Nieto es “un caso extremo” debido a la falta de limpieza de sus instalaciones desde hace cuatro días, lo que provoca que los alumnos, profesores y resto de trabajadores del instituto tengan que sufrir las consecuencias.
“Aseos en condiciones lamentables, pistas deportivas llenas de bolsas y otros restos con la ayuda del poniente de estos días, aulas con el polvo y suciedad arrastrado durante tres días por los zapatos de los más de 30 alumnos de cada grupo que entran y salen de esas aulas y papeleras rebosantes de basura acumulada” son solo algunas de esas consecuencias de la ausencia del servicio de limpieza en el instituto. Por ello, SATE mostró su temor de que el centro se deba cerrar, “ya que no se garantizan las mínimas condiciones higiénico-sanitarias” para nadie en el instituto.

Piden soluciones
SATE-STEs instó a la Dirección Provincial y al Ministerio a que tomen medidas que permitan a la comunidad educativa del IES Enrique Nieto “ejercer sus funciones en unas condiciones dignas que no pongan en riesgo su salud”, ya que “las circunstancias pueden conducir a parecer más un estercolero que un centro educativo”.
También el AMPA emitió un comunicado pidiendo que se solucionen los problemas que arrastra el centro con el contrato de limpieza desde marzo de 2018 para que profesores y alumnos cuenten con “un entorno saludable y limpio”. Esta asociación cree que, más que deficiencias en la prestación del servicio de limpieza en el instituto, en realidad lo que hay es una “inexistencia” del mismo, como a su juicio demuestra el estado en el que se encuentran las instalaciones del centro.
La AMPA quiso dejar claro que no quiere generar crispaciones ni tampoco valora la gestión que está haciendo el Ministerio de Educación ni la Dirección Provincial, pero sí reclama una solución definitiva a un problema cuyo origen se remonta a abril de 2018, cuando la anterior empresa adjudicataria comunicó que no iba a seguir con el contrato cuando su periodo de vigencia finalizara.
Desde entonces, la AMPA afirma que solo ha habido “parches” en la prestación de un servicio básico para el funcionamiento del instituto, a pesar de la labor del director por tratar de evitarlo, algo que la asociación quiso agradecer. Por ello, pide una solución duradera en el tiempo para que no se sigan dando “unas condiciones higiénicas nada deseables tanto los alumnos como los profesores” por esta situación, al tiempo que denuncia las condiciones precarias del último contrato adjudicado, en el que se recogen como condiciones la limpieza de las pistas con una frecuencia semanal, y trimestral en el caso de los cristales y ventanas.