www.melillahoy.es

El empresario ya no espera nada por parte de los políticos y cree que tenían razón cuando se decía en 2018 que “Melilla se muere”

Una de las imágenes recientes de cómo está a día de hoy la frontera de Beni-Enzar
Una de las imágenes recientes de cómo está a día de hoy la frontera de Beni-Enzar

José Luis Martínez: “Hace más de un año que pedimos soluciones de la Delegación del Gobierno en la frontera y sigue todo igual o peor”

domingo 29 de septiembre de 2019, 04:00h
José Luis Martínez Lázaro, miembro de la Plataforma de Empresarios de Melilla, explicó a este Diario que aún esperan soluciones después de un año de la Delegación del Gobierno porque la situación en la frontera sigue “igual o peor”. Señaló que en las reuniones con Sabrina Moh les trasladó que se iban a revertir las medidas del anterior delegado y se iban a facilitar los pasos para una mercancía “más fluida”, pero a día de hoy, indicó que no han visto “absolutamente nada”. El empresario deja claro que ya no espera nada por parte de los políticos de la ciudad y cree que se tenía razón en la manifestación multitudinaria de 2018 cuando se decía que “Melilla se muere”.
José Luis Martínez Lázaro es miembro de la Plataforma de Empresarios
José Luis Martínez Lázaro es miembro de la Plataforma de Empresarios
José Luis Martínez Lázaro destacó que cuando hubo un cambio en la Delegación del Gobierno se sintieron “esperanzados”, puesto que el anterior delegado no les recibía, y lo primero que les dijeron es que se iban a revertir las medidas para facilitar los pasos fronterizos y que haya una “mercancía más fluida”.

Contó que se volvieron a reunir por el cierre de la aduana comercial, Sabrina Moh les dijo que se tomarían medidas, pero “no se hizo nada”. En octubre del 2018, pidieron a la delegada que dictase ordenes de servicio por escrito, tanto al Cuerpo de Policía y con la Guardia Civil, sobre cómo debían de actuar en cada momento en cuanto a la entrada de personas y salida de mercancías, y lo que les trasladó fue que tenía preparada dos o tres órdenes de servicio y en cuanto estuviesen “preparadas” las iba a enviar, pero “aún estamos esperándolas”.

Frontera
En cuanto a la situación de la frontera, indicó que está “fatal” porque cada día entra más gente ya que para acceder o salir a Melilla se tarda entre tres y cuatro horas, “excepto para la Operación Paso del Estrecho que “les abrimos las puertas”. Martínez expresó que normalmente suele haber dos puestos fronterizos abiertos y para la OPE hay cinco, incluso Sabrina Moh avisa de las personas que van a entrar cada día, “un interés excepcional que con nosotros no tiene”.

El empresario remarcó que tiene la misma esperanza en la Ciudad como en el anterior, aunque agradece que se hayan creado comisiones de trabajo dando cabida a las asociaciones que forman parte de la Plataforma, ya que el otro Ejecutivo no lo hizo.

También, Martínez habló sobre la situación del comercio local ya que uno de sus clientes ha tenido que cerrar su establecimiento despidiendo a doce personas.

Indicó que, en los últimos años, han podido cerrar en Melilla más de 60 empresas, incluso aseguró que, algunos empresarios del Parque Murias están esperando a noviembre del 2020 para cerrar porque sino les penalizan y “no les compensa”.

Asimismo, habló de cifras y es que desde el 2017 al 2018 han entrado un millón 253.000 personas menos por la frontera, que son turistas que no han comprado artículos en los comercios de Melilla, ni tampoco han consumido.

Aduana Comercial
Respecto a por qué cree que se ha llegado a esta situación, respondió que habría que preguntarles a los antiguos dirigentes de la CAM y Delegación el por qué decidieron adoptar estas medidas.
“Querían que Beni-Enzar fuera para que entraran miles de turistas, pero cada vez que quieren venir se quedan cuatro horas para entrar y cuando llegan la Policía los devuelve”, dijo.

El empresario sostuvo que el cierre de la aduana comercial ha sido un “bofetón diplomático” que no ha sido respondido por parte de España. Cree que es “inconcebible” porque si llega a pasar en Gibraltar, hubiese sido “diferente”, aquí se hicieron reuniones técnicas, pero solo en la primera en Rabat ya dijeron que “no había aduna con Melilla”.

La siguiente reunión fue en Málaga, expuso que, asistieron funcionares, aunque “siempre hay un secretismo de esas reuniones en la que no se sabe de lo que se habla” y el ministro Borrel ha estado cuatro en Marruecos, pero “no ha dicho absolutamente nada”.
“No le interesa ponerse mal con el país vecino, pero mientras tanto los comerciantes de Melilla se están muriendo”, remarcó.

Martínez señaló que no era partidario de la pancarta de la concentración multitudinaria de marzo de 2018, pero cree que “tiene toda la razón”, la que iba primero era ‘Por el presente y futuro de Melilla’, pero la de detrás era ‘Melilla se muere’.

Contenedores
En cuanto a que la compañía de transporte de contenedores más grande del mundo deje de mantener la escala con Melilla, indicó que lo que van a hacer es volver a como hace 30 años a través del Puerto de Málaga, cogiendo los contenedores en Algeciras, meterlos en un camión, y llevarlos a la Costa del Sol para embarcarlos a Melilla.

Respecto a si se pierde tiempo en el proceso, respondió que ganan tiempo porque normalmente el barco hacía escala quincenal, de esta forma, pueden tener contenedores a diario, llegan a Algeciras y en 48 horas están en Melilla.
“Comercialmente salimos ganando, la naviera asumirá los costes y el comercio tendrá la ventaja de recibir la mercancía sin tener que esperar a la escala del barco quincenal”, sostuvo.

Martínez, expuso que, le disgusta esta medida porque les costó “mucho” tener el barco en Melilla porque significaba que había suficiente carga para asumir las escalas y que se retire, significa que no hay carga suficiente.

El tráfico de contenedores ha bajado en un 70%, y cree que si no hay posibilidades de hacer comercio transfronterizo, la gente no puede comprar mercancías porque no las vende y si no las compran, no vienen contenedores.

El empresario detalló que en julio de 2017 comenzó la “caída en picado” con las medidas que pusieron el anterior delegado del Gobierno y el expresidente de la Ciudad de reorganizar y reducir el comercio fronterizo.

A partir de ahí, ratificó que empezaron los primeros síntomas porque se deja de comprar y desde que un comerciante hace un pedido a cualquier país, se tardan dos meses, un mes de fabricar y otro en venir.
“No es que haya sido de ayer, venimos denunciando desde entonces que había que adoptar medidas para revertir las que habían adoptado y no se había hecho nada”, apostilló.

Además, aclaró que a esto hay que añadirle la parte que se estaba sacando documentalmente desde Beni-Enzar que cada día era más porque intentaban que se hicieran más exportaciones, pero Marruecos tomó la decisión de impedir que entraran por Melilla.
“No era el gran volumen de las importaciones, podían suponer el 10 o el 15%, pero todo contribuye y el Puerto de Nador va creciendo poco a poco”, dijo.

Sobre a cuántas empresas afecta, el empresario enumeró que empezando por la Autoridad Portuaria que es la que pone las instalaciones para la llegada de los buques, cuatro empresas activadoras y los 17 portuarios, las navieras que dejan de traer los contenedores.

También, dejó claro que le afecta al Ayuntamiento porque declara menos IPSI, los agentes de aduana, las empresas transportistas porque mueven menos contenedores, las agencias de transporte porque han bajado un 30% desde Málaga, Almería y Motril, a pesar de las empresas nacionales y franquicias.

Proyectos
Uno de los proyectos que tiene en mente José Luis Martínez Lázaro es desarrollar el Plan Estratégico para Melilla 2020-2029 para una licitación que saldrá con la participación con una de las filiales más grandes de Melilla y con la colaboración de Deloitte, una consultora para poder planificarlo. Aunque, afirmó que si no son los adjudicatarios, aportarán también algunas soluciones e ideas a la empresa encargada.