www.melillahoy.es
En la imagen, parte de la exposición fotográfica en el aeropuerto hasta finales de mes
En la imagen, parte de la exposición fotográfica en el aeropuerto hasta finales de mes

‘Cómplices’, una exposición fotográfica que demuestra que “no es necesario las palabras para transmitir”

Francisco Gª, autor de la muestra, afirma que “a veces entidades privadas, como Aena, muestran más apoyo por la cultura que otros organismos locales”

jueves 03 de octubre de 2019, 04:00h
Desde el 1 de octubre hasta el 30 del mismo mes, Aena acoge en las instalaciones del aeropuerto una exposición fotográfica con 12 retratos del melillense Francisco García. Un conjunto de imágenes, que como el título de las mismas indica, muestran la complicidad existente entre dos personas que guardan “un estrecho vínculo”, como detalla el autor. De este modo, García afirma que “debo de agradecer a la compañía de Aena, que me ha mostrado su apoyo y su interés por esta exposición; sin embargo, casi no puedo decir lo mismo con otras entidades de la ciudad”.

Una imagen vale más que mil palabras. Perfectamente, podría ser una de las frases escogidas para esta exposición; al menos, su autor, Francisco García, indica más o menos lo mismo: “No es necesario hablar para transmitir”.
Ese ha sido su objetivo durante todo lo que ha durado el proyecto de ‘Cómplices’, doce retratos de parejas, y no solo sentimentales, si no de madres e hijos, etc., que demuestran con sus miradas hacia el objetivo que “existe una estrecha vinculación entre ambos”.

Un “poco a poco”
“Comencé este proyecto hace tiempo; lo he ido haciendo poco a poco, entre los trabajos que me iban saliendo y que iba realizando, así que puede existir la posibilidad de que la última foto de este trabajo se realizase hace un mes y que la primera se hiciese hace ya un par de años”, explica el fotógrafo melillense.
La idea que tenía García era clara: Encontrar a las personas ideales que le regalasen justo el momento que quería plasmar en una fotografía.
De este modo, el profesional de la imagen relata que “aprovechaba que se hacían un reportaje conmigo para preguntarles que si de manera voluntaria querían formar parte de este proyecto de manera voluntaria. No son modelos, son personas anónimas que accedieron a ayudarme y que me dieron la oportunidad de poder sacar a la luz esa complicidad que se ve en la exposición; porque yo siempre lo he dicho, hasta que no tenía un conjunto de fotos buenas no las iba a exponer y así ha sido”.

Los retratos, una pasión
De la misma manera, García confiesa que “soy un apasionado de los retratos, quizás es otro aspecto a destacar de esta muestra fotográfica, porque todas esas fotos se basan en esto”. Sin embargo, como en todo proyecto, siempre hay momentos o anécdotas que acompañan a cada persona, o en este caso a cada pareja, por lo que García afirma que “es muy difícil resaltar una, me es complicado acordarme de una en sí, ya que recuerdo casi todo el proyecto”.
“Hay parejas de hombre y mujer y también de mujer y mujer, parejas de madres e hijos, etc., el único requisito en sí que se puede decir es que los vínculos entre ellos fueran estrechos, para que se pudiera crear esa complicidad”, explica García y añade que “hay un caso, en cuanto a anécdotas, que es el reflejo del paso del tiempo en este proyecto, de cómo se ha ido haciendo poco a poco, y es que uno de los fotografiados, que aparece en una imagen con su madre, ahora es todo un hombre y ha cambiado bastante desde que se hizo la foto hasta ahora”.

Un libro a punto de terminar y una reivindicación

Por otro lado, el autor de la exposición ya ha realizado seis exposiciones fotográficas y ha publicado un libro. “No sé qué pasará con esta exposición después de que esté a disposición de los melillenses en el aeropuerto; ojalá que continúe girando y que más personas la conozcan”, dice García. “Lo único que sé es que ahora mismo estoy escribiendo mi segundo libro, que quizás para el próximo año, 2020, esté ya finalizado y se publique; cómo no, trata de la fotografía y del ámbito de los retratos”, añade. Sin embargo, García mantiene que “debo agradecer a Aena todo lo que ha hecho por mí, ya que se ha interesado por este proyecto y ha corrido con los gastos necesarios para poder mostrar estas fotografías, pero, por desgracia, no puedo decir lo mismo de otras entidades locales, ya sean públicas o privadas, que no se han mostrado partícipes en este proyecto e incluso ponían precio para exponer. Es una pequeña reivindicación de cómo se ve esta cultura”.