www.melillahoy.es
Imagen de parte de la directiva de la entidad melillense con el conferenciante del miércoles
Imagen de parte de la directiva de la entidad melillense con el conferenciante del miércoles

La Casa de Melilla en Barcelona celebra su Semana Cultural con un programa repleto de acciones

El presidente de la Casa, Francisco Marín, señala que “somos apolíticos, por lo que el revuelo del segundo aniversario del 1-O no nos ha afectado”

viernes 04 de octubre de 2019, 04:00h
El presidente de la Casa de Melilla en Barcelona, Francisco Marín, señala que “ahora estamos desarrollando nuestra Semana Cultural con un programa de acciones que empezamos el pasado lunes y que continuarán hasta este domingo”. Del mismo modo, señala que la entidad melillense en la ciudad barcelonesa es “apolítica” indicando que los momentos de tensión vividos en el pasado 1 de octubre “no nos ha afectado, porque dependía de la zona y porque a nosotros no nos interfiere esos asuntos”. Sin embargo, con lo referente a la inseguridad que se está viendo en las calles de la ciudad, Marín indica que “nos da rabia esta situación”.

Melilla ha traspasado fronteras y charco de grandes dimensiones, si no que se lo digan a los 215 asociados a la Casa de Melilla en Barcelona, que están celebrando durante estas jornadas de finales de septiembre y principios de octubre su Semana Cultural con un programa “bastante completo”.
Francisco Marín explica que “el lunes pasado tuvimos el pregón; el martes realizamos una tarde de zarzuela con todos nuestros usuarios; el miércoles realizamos una conferencia en nuestra sede sobre las fortificaciones de Melilla; el jueves se hizo una presentación de un libro; hoy, viernes, habrá un concurso culinario entre nuestros asociados, que tendrán que realizar para un primer premio una tortilla de patatas, para un segundo un plato de carne o pescado y para un tercer galardón un postre, que lo elegirá un jurado externo; mañana, sábado, se realizará una visita cultural a un paraje de aquí y, finalmente, el domingo, será la comida en hermandad”.
Pero a pesar de que la distancia los separe de la que es su tierra natal, las costumbres se siguen manteniendo allá donde vayan, o al menos así lo reflejan con la celebración del Día de Melilla. “Nosotros celebramos este día también con una misa y unas acciones posteriores con los usuarios, lo que pasa es que también suele coincidir en fechas con las celebraciones de otras casas regionales, por lo que en ocasiones a las autoridades que invitamos les es imposible acudir; pero sí, intentamos mantener vivo el espíritu melillense”.
Sin embargo, algunos de los melillenses no cortan los lazos que les une a esta localidad, así lo indica el presidente de la entidad que explica que “para feria algunos de nuestros usuarios sí suelen viajar e ir a la ciudad; pero para el encuentro que hubo en el mes de junio hubo muy pocas personas que se animaron, porque hay que tener en cuenta que sale caro trasladarse desde Barcelona hasta Melilla, y que la gran parte de nuestros usuarios son pensionistas, por lo que hay ciertas limitaciones, así que aprovechan el mes de septiembre y la feria para visitar de nuevo a la ciudad”.

Los melillenses frente al 1-O y a la “inseguridad”

Por otro lado, en cuanto a la actualidad que rige en la capital de la comunidad catalana, Marín es claro e indica que “a nosotros no nos afecta el tema del segundo aniversario del 1 de octubre, ya que los asuntos políticos no suelen tener incisión en nuestra entidad. Lo que ha sucedido y lo que se ha visto en los medios de comunicación suele ser por ciertas zonas que a nosotros no nos alcanzan”. Sin embargo, en lo referente a la inseguridad que está habiendo en las calles de la capital, Marín señala que “eso sí es algo que lo estamos viviendo con mucha rabia, porque vemos que se ha ido de las manos y que es una situación que no puede seguir así”. De este modo agrega que “nuestros usuarios son personas adultas que saben por dónde deben ir y por dónde no, pero sí que se evita ciertas zonas por lo mismo”.