www.melillahoy.es

BALONCESTO - LEB ORO

Andris Misters, en una acción del partido de ayer
Andris Misters, en una acción del partido de ayer (Foto: CMB)

El ‘novato’ Alicante se gradúa ante el decano de la categoría

El Melilla Baloncesto cosecha su primera derrota del curso, en un encuentro en el que fue ampliamente superado

sábado 05 de octubre de 2019, 04:00h
Bamba Fall resultó imparable en las filas alicantinas, con 44 créditos de valoración (26 puntos y 21 rebotes).
El Melilla Baloncesto no pudo sumar ayer su segunda victoria de la temporada, tras sucumbir de forma rotunda frente a un HLA Alicante muy serio (66-83), que tuvo en Bamba Fall y en Justin Pitts a sus mejores hombres. En las filas locales, otra vez Caleb Agada fue el más destacado.
El encuentro arrancaba con un triple del visitante Schmidt y con un tiro en suspensión convertido por Caleb Agada. El intercambio de canastas continuó hasta bien pasado el ecuador de este primer acto, aunque tras un lanzamiento de tres convertido por el polaco Witlinski los melillenses se atascaron en ataque, recibiendo un tremendo parcial de 0-12, con lo que pasaron de un favorable 8-7 a un marcador nada tranquilizador de 8-19, con Justin Pitts liderando a los suyos.
Caleb Agada cerró este cuarto con dos puntos que sirvieron para establecer el 10-19 con el que concluyeron estos primeros diez minutos. Las pérdidas de balón y una antideportiva señalada a Andris Misters resultaron claves en este periodo.
En el segundo asalto, el panorama no mejoró para los de Alejandro Alcoba, que se veían en todo momento superados por los alicantinos, quienes alcanzaban una diferencia de diez puntos y la fueron manteniendo, pese a los intentos de Dídac Cuevas y de Fede Uclés por estrechar el electrónico. A 4’40” de llegarse al tiempo de descanso, el luminoso del Pabellón Javier Imbroda reflejaba un inquietante 22-31, momento en el que los levantinos firmaban un 0-6 que los disparaba todavía más en el marcador (22-37).
Caleb Agada seguía siendo el referente en ataque de los azulones, aunque faltaban más compañeros que le secundaran. De este modo, y después de dos tiros libres anotados por Bamba Fall, los visitantes se marchaban a los vestuarios con un muy cómodo 29-45.
El encuentro se reanudaba y todo seguía igual, con un HLA Alicante muy superior que dominaba en todas las facetas del juego, que lograba alcanzar su máxima renta del choque en los primeros minutos de este tercer cuarto (33-51), que superaría a poco más de cuatro minutos del final de este acto dejándola establecida en 19 (37-56). Los de Alejandro Alcoba conseguirían rebajar la desventaja hasta los 14 puntos (46-60) a la conclusión de este periodo, tras un triple de Fede Uclés.
De esta guisa echaba a andar el último y definitivo cuarto, con el Melilla Baloncesto poniendo toda la carne en el asador para intentar acercarse en el electrónico, algo que con el paso de los minutos parecía cada vez más complicado. No en vano, a 4’, los de Pedro Rivero ganaban por 14 (56-70), aunque los melillenses aún no habían arrojado la toalla. Así, Agada, con un lanzamiento de tres anotado, colocaba a su equipo a nueve (64-73), a 2’ del final.
Sin embargo, llegados a este momento, Bamba Fall y Justin Pitts volvieron a entrar en escena para ayudar a su equipo a dejar el duelo totalmente finiquitado, con un parcial de 2-10, con lo que el HLA Alicante acababa imponiéndose por un claro 66-83.