www.melillahoy.es

INGESA disminuye de noventa a setenta días la media de espera para cirugía en Melilla y Ceuta en 2018

La reunión del Consejo de Participación se desarrolló ayer miércoles en la sede del Instituto de Gestión Sanitaria (INGESA) en Madrid
La reunión del Consejo de Participación se desarrolló ayer miércoles en la sede del Instituto de Gestión Sanitaria (INGESA) en Madrid

Ayer se reunió el Consejo de Participación en Madrid con los informes de Gestión y de Ejecución de Presupuesto de 2019

jueves 10 de octubre de 2019, 04:00h
El INGESA ha reducido los tiempos de demora en Ceuta y Melilla, situando la media para espera quirúrgica en el primer semestre en 70 días, 21 menos que los 91 días de media registrados en 2018. Éste es uno de los datos recogidos en el Informe de Gestión de enero a junio de este año que ha presentado la entidad ante el Consejo de Participación del INGESA reunido en Madrid. Estos datos sitúan al INGESA muy por debajo de la media nacional del Sistema Nacional de Salud, que es de 93 días la espera. Con los últimos datos disponibles a 30 de junio de este año, el número total de personas esperando una operación en INGESA también ha disminuido y ha pasado de 1.312 a 1.257.
Asimismo, han disminuido las personas que esperan en los tramos más largos: se ha pasado de 3 a 0 personas con más de 1 año de demora; de 174 a 58, los que llevan más de 180 días de demora; y de 381 a 315, los que llevan más de 90 días de demora.

El Informe recoge otros parámetros como el número total de ingresos hospitalarios, que ha disminuido algo más de un 2% respecto al mismo semestre del año anterior al registrarse un total de 6.809 frente a los 6.958 de 2018 y se mantiene así la tendencia iniciada el año anterior. En la misma línea, en ambas ciudades ha bajado el número de urgencias atendidas, y en el global del INGESA la reducción es de un 3,2%. Esta circunstancia justifica en parte la reducción de la cifra de ingresos.

Reunión
Durante la reunión, los asistentes también han podido repasar el estado de ejecución del presupuesto de 2019 (prorrogado de 2018) a 30 de junio. A esa fecha, el INGESA ya había ejecutado el 44% de su presupuesto que asciende a 259 millones de euros. Por capítulos, la mayor partida es la destinada a personal (139 millones de euros), de la que ya se ha ejecutado el 47,5% del presupuesto. Por programas, la mayor partida corresponde a atención especializada (173 millones de euros), del que ya se ha ejecutado el 43%.

En cuanto a la Memoria 2018, “los resultados han sido satisfactorios”, según ha subrayado el director del INGESA, Alfonso Jiménez Palacios: “Hemos cumplido con la gran mayoría de los objetivos marcados”. En lo relativo a las infraestructuras, el mayor hito “ha sido la reanudación de las obras del Hospital Universitario de Melilla tras cinco años de paralización”.

Descenso de la atención sanitaria
En cuanto a la atención sanitaria, se aprecia una tendencia a la baja en la actividad de Atención Primaria y Especializada. Han descendido “discretamente” el número de consultas (Medicina de familia, Pediatría, Enfermería y Fisioterapia). En especializada, han disminuido tanto los ingresos como las estancias hospitalarias en ambas ciudades.

En relación a la prestación farmacéutica, se ha moderado el incremento en número de recetas (3,1%) y en el gasto medio por receta (0,19%) y se mantienen dentro de las medias del SNS. También cabe destacar que el uso de la receta electrónica en 2018 ha superado el 91% de los envases facturados al INGESA, lo que supone 5 puntos porcentuales más sobre 2017, según las conclusiones del informe presentado ayer.