www.melillahoy.es

Melilla, presente en el desfile del 12 de octubre, con la magistral participación de Regulares 52

Melilla, presente en el desfile del 12 de octubre, con la magistral participación de Regulares 52

Los Reyes presidieron ayer el desarrollo de la ceremonia que contó con la presencia de casi todos los representantes políticos y presidentes autonómicos incluido el melillense

domingo 13 de octubre de 2019, 04:12h
Melilla estuvo ayer muy presente en el desfile del 12 de octubre, Día de la Hispanidad, gracias a la participación de Regulares 52 que, con su paso lento característico, no hizo sino señorearse y con ello, la ciudad de la que forman parte, dejando patente que estos hombres y mujeres visten un uniforme que les hace ser leyenda. La ceremonia contó con la presencia de los presidentes autonómicos, incluido el melillense, aunque faltaron el del País Vasco y Cataluña.
Los Reyes presidieron el desfile del Día de la Fiesta Nacional, que se celebró con el Gobierno en funciones y a menos de un mes de la repetición de las elecciones generales. La parada militar sacó al centro de Madrid a unos 3.500 militares y más de 70 aeronaves y 100 vehículos.

Posteriormente, Don Felipe y Doña Letizia ofrecieron la tradicional recepción en el Palacio Real a la que acudieron, como es habitual, los representantes de los poderes del Estado, expresidentes del Gobierno y representantes del mundo económico, universitario y de organizaciones sociales.

Incidencias
Los pitos al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, el incidente del paracaidista que portaba la bandera de España y la voz de la soprano Ainhoa Arteta entonando 'La muerte no es el final' han sido los protagonistas del desfile que ha recorrido el centro de Madrid con motivo del Día de la Fiesta Nacional.

La sorpresa de la jornada llegó al inicio del acto cuando el paracaidista encargado de descender con la enseña nacional, el cabo primero Luis Fernando Pozo, se quedó enganchado de una farola sobre una de las tribunas de invitados y tuvo que ser rescatado por un vehículo-grúa VAMTAC del Ejército de Tierra. Algunos melillenses han establecido una conexión entre “el gafismo de este Gobierno” y lo sucedido con el paracaidista al acudir por primera vez Eduardo de Castro a dicho acto militar.

El incidente ha quedado en un susto y el militar no ha sufrido lesiones pese al fuerte golpe y haber permanecido durante unos minutos colgado de la farola. Tanto él como el paracaidista que ejercía de guía --con casi 1.000 saltos de experiencia-- han sido saludados al finalizar el desfile por el Rey, la Reina y el presidente del Gobierno. El cabo primero Pozo ha recibido emocionado este reconocimiento.

Precisamente Pedro Sánchez ha sido otro de los protagonistas involuntarios de la jornada al ser recibido con los abucheos y pitos del público, igual que ya sucediera el año pasado. Los ciudadanos situados en las zonas más próximas a las tribunas de autoridades han manifestado su rechazo al presidente en funciones con gritos de 'fuera, fuera' e incluso algún insulto, pese a que no ha sido anunciado en ningún momento por megafonía.

Pese al accidente del paracaidista, el desfile ha continuado según lo previsto y la bandera nacional ha sido izada para rendir honores a los caídos por España, que ha culminado con una pasada de la Patrulla Águila. En esta edición la soprano Arteta ha sido la encargada de entonar 'La muerte no es el final'.

También ha habido un especial recuerdo para el comandante Francisco Marín, fallecido el pasado mes de agosto en un accidente aéreo. Durante el desfile han sido evocados además el comandante Daniel Melero y la alférez alumna Rosa María Almirón, también fallecidos recientemente en un accidente.

En la parada militar han desfilado unos 4.200 efectivos de los Ejércitos y la Armada, así como de la Guardia Civil, Policía Nacional, Protección Civil y Salvamento Marítimo, además de 76 aeronaves y más de 150 vehículos. Entre estos efectivos, los representantes de Regulares 52 de Melilla.

El acto ha estado presidido por los Reyes --Don Felipe ataviado con el uniforme de Capitán General de la Armada-- acompañados por sus hijas, la Infanta Leonor y la Princesa Sofía. También ha asistido el Gobierno al completo y las principales autoridades civiles y militares del Estado.

La representación de los partidos políticos ha corrido a cargo de los líderes de cada formación --Pablo Casado del PP, Albert Rivera de Ciudadanos y Santiago Abascal de Vox--, excepto el presidente de Podemos, Pablo Iglesias, que igual que en años anteriores no ha asistido al desfile y ha delegado la representación en los dirigentes 'morados' Gloria Elizo y Txema Guijarro.

También han estado presentes todos los presidentes de comunidades autónomas menos los de Cataluña y País Vasco, Quim Torra e Iñigo Urkullu. Y se han estrenado como anfitriones la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el alcalde de la capital, José Luis Martínez Almeida.

Los ciudadanos de Madrid han llenado de banderas de España desde primera hora de la mañana los dos kilómetros de recorrido. El desfile terrestre lo ha abierto un componente mecanizado integrado por 102 vehículos en el que han participado representaciones de veteranos de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil, del personal discapacitado y de reservistas voluntarios.

A continuación, una patrulla temática con vehículos de apoyo similar a los que han desplegado en zonas de operaciones, como Afganistán o Iraq, ha realizado el mismo recorrido seguida de vehículos especiales del Ejército de Tierra, Armada, Ejército del Aire, UME, Guardia Civil, Cuerpo Nacional de Policía, Salvamento Marítimo y Protección Civil.