www.melillahoy.es
El acto de juramento para personal civil se celebró en el Parque Hernández y fue presidido por el comandante general, José Miguel de los Santos
Ampliar
El acto de juramento para personal civil se celebró en el Parque Hernández y fue presidido por el comandante general, José Miguel de los Santos (Foto: Guerrero)

Unas 160 personas participan en la Jura de Bandera del RAMIX 32 como “un gesto de generosidad ciudadana”

En el acto solemne, con el Parque Hernández como escenario, el coronel pidió a los jurandos que utilicen las armas “de la razón, la generosidad y el trabajo que, junto con un gran corazón, serán suficientes para elevar a España a lo más alto”

lunes 14 de octubre de 2019, 04:06h
Unas 160 personas procedentes de diversos lugares de España, entre ellas 90 mujeres, participaron ayer en la Jura de Bandera para personal civil que se celebró con gran solemnidad en Melilla ante la Enseña del Regimiento de Artillería Mixto número 32 (RAMIX 32). Su coronel, Víctor Miguel Muñoz Barbado, describió en su alocución este acto como un “gesto de generosidad ciudadana”, y pidió a los jurandos que utilicen las armas “de la razón, las de la generosidad, las del trabajo que, junto con un gran corazón, serán suficientes para elevar a España a lo más alto”.
El acto de juramento para personal civil se celebró en el Parque Hernández y fue presidido por el comandante general de Melilla, José Miguel de los Santos, que estuvo acompañado por la vicepresidenta primera del Ejecutivo melillense, Gloria Rojas, entre otras autoridades civiles y militares.
Uno a uno, los 160 jurandos, entre los que había jóvenes y personas de avanzada edad, pasaron ante la bandera para besarla en un ambiente festivo y bajo un sol de justicia ante un buen número de melillenses que presenciaron el acto como público en el emblemático parque, situado en pleno centro de Melilla, engalanado con banderas nacionales para la ocasión.
A continuación, el coronel del RAMIX 32 ofreció una alocución en la que subrayó la importancia del acto porque supone acuden “el refrendo del compromiso con España representado en su Bandera”, lo que supone un “gesto de generosidad ciudadana” porque quienes han jurado bandera han “jurado o prometido servir a España hasta sus últimas consecuencias”.

Principios sólidos
El coronel argumentó que se trata de un acto de “generosidad ciudadana” porque “a nadie se le empuja a formar hoy [por ayer] aquí, en esta histórica ciudad, cuna de héroes que en su día hicieron el mismo juramento y que entregaron su vida por España”.
También consideró que es una “demostración de principios sólidos y de un espíritu infinito y joven pese a que algunos les claree la sien o peinen canas”, porque jurando la bandera han expresado un “amor a España” que “no distingue ni de ascendencias ni clases sociales” porque “ante esa bandera, todos somos iguales”.
Además, dejó claro que el compromiso de quienes juraron bandera ayer “no requerirá el empleo de armas de guerra”, ya que sus armas “serán el entusiasmo a una causa común, el esfuerzo generoso, la educación y valores que transmitan a sus hijos y nietos y la voluntad de salir de cualquier situación por difícil que parezca”.
“Ante esas voces que proclaman y buscan la ruptura entre españoles, permaneced unidos, apoyad al débil o desfavorecido, buscad vuestra habilidad para mejorar nuestra sociedad. De este modo, no habrá crisis económica, social o moral que no podamos superar”, animó el coronel en su alocución.
Asimismo, consideró que el beso a la bandera que dieron los 160 jurandos confirma que hay España por vivir”, y por ello les instó a utilizar las armas “de la razón, las de la generosidad, las del trabajo, que junto con un gran corazón serán suficientes para elevar a España a lo más alto”.
El comandante general también tomó la palabra antes de dar por finalizado el acto, una vez que se rindió un sentido homenaje a los caídos por España y se llevó a cabo el desfile de los soldados formados. De los Santos dio las gracias a la Ciudad Autónoma por permitir que el acto se celebrara en el Parque Hernández y a la Delegación del Gobierno por el despliegue de seguridad. Pero sobre todo, se dirigió a los jurandos, de quienes dijo que “se han comprometido con España” y “han demostrado ser buenas personas porque anteponen valores morales a bienes físicos y materiales”.

En la Constitución
La fuerza en formación estuvo compuesta por Mando, Guion y Plana Mayor de Mando del RAMIX 32, Escuadra de Batidores, Banda Mixta y Música de la Comandancia General, Enseña Nacional, una Sección de Ornamentación con 2 piezas de 75/22 y un Grupo compuesto por Mando, Plana de Mando y tres Baterías.
El Regimiento de Artillería Mixta 32 contó con la colaboración de diferentes unidades de la Comandancia General de Melilla, del Gobierno de la Ciudad Autónoma, la Delegación de Gobierno en Melilla y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para desarrollar este acto.
Esta actividad se incluye en la programación complementaria que ha organizado la Comandancia General de Melilla para contribuir a la conmemoración del Día de la Fiesta Nacional, el 12 de octubre.