www.melillahoy.es
El vicepresidente segundo de la Asamblea y diputado del PP, Daniel Conesa
Ampliar
El vicepresidente segundo de la Asamblea y diputado del PP, Daniel Conesa

PP critica que el Gobierno local es “un desastre” con el que “Melilla va cuesta abajo”

Para el popular, es una “irresponsabilidad como la copa de un pino” que el Ejecutivo se abstuviera en las Cuentas

martes 15 de octubre de 2019, 04:11h
El vicepresidente segundo de la Asamblea y diputado del PP, Daniel Conesa, calificó ayer como “un esperpento” la actuación del Gobierno de Melilla, del que dijo que es “un desastre” por la “irresponsabilidad” con la que actúa y “el desmadre por su comportamiento” de CPM, el principal partido que lo sustenta con 8 de sus 13 escaños, lo que provoca que Melilla vaya “cuesta abajo”.

“Vamos en un camino cuesta abajo, absolutamente”, dijo ayer en rueda de prensa Conesa, que puntualizó que eso es lo único que importa a su partido y no “lo que le pase al Gobierno en su relación interna”. No en vano, señaló que las consecuencias que ese “desorden” que hay en el Ejecutivo da lugar a que los problemas que había en Melilla se agraven en vez de darles solución, y que surjan otros nuevos.
Conesa apuntó que la acción del PP en la Asamblea ha evitado algún nuevo problema, como sucedió el viernes cuando fue el único partido que votó a favor de la aprobación de las Cuentas Generales de la Ciudad Autónoma de 2018, pese a ser una propuesta del Gobierno en un pleno convocado por éste con carácter urgente y extraordinario.
Sin embargo, Conesa criticó con dureza la abstención de CPM y PSOE tanto en la celebración urgente de la sesión como de las Cuentas Generales de 2018, lo que para el popular es una “irresponsabilidad como la copa de un pino”, ya que eran los dos partidos que estaban representando a la totalidad del Gobierno, dada la ausencia del único diputado de Cs y presidente, Eduardo de Castro.
El diputado argumentó su afirmación al recordar que el Gobierno debe presentar dicho expediente aprobado al Tribunal de Cuentas antes del 15 de octubre, un requisito que le habría sido imposible cumplir si el PP se hubiera abstenido el pasado viernes en la Asamblea, al igual que hicieron esos dos partidos del Ejecutivo pese a ser su responsabilidad.

“Horror”
Para Conesa, “es una vergüenza que este Gobierno actúe como lo hace” y “un absoluto desastre que no tiene calificativos, salvo el de esperpento”, dadas las consecuencias que habría podido tener su acción.
Además, puso el acento en que ambos partidos se abstuvieran después de que el PP, “de buena fe”, les manifestara que no se preocuparan por convocar el pleno faltándoles un voto para la mayoría absoluta, dada la ausencia anunciada del presidente, ya que los populares pensaban votar a favor de las Cuentas Generales al ser fruto de su gestión y considerar que eran positivas.
Esta abstención en bloque del Gobierno se une, criticó Conesa, a las otras tres que protagonizó CPM dos días antes en otro Pleno de la Asamblea, rompiendo la unidad de voto del Gobierno en tres propuestas del consejero de Hacienda, Julio Liarte, que ya en la comisión asistió “con horror” al intento del líder cepemista, Mustafa Aberchán, de dejar sobre la mesa una de ellas, concretamente el reconocimiento extrajudicial para el pago de facturas atrasadas.
Conesa considera “un desmadre absoluto” que diferentes miembros de CPM dieran explicaciones distintas e incoherentes sobre las abstenciones de su partido a las tres propuestas del Gobierno en el Pleno, especialmente en la que permitirá destinar 10,5 millones de euros de superávit a inversiones financieras sostenibles, que fue “arduamente defendida” por dos consejeros cepemistas, pese a su posterior abstención.
Conesa explicó que al PP “le importa un pimiento lo que le pase al Gobierno en su relación interna”, pero sí está muy preocupado por las consecuencias que eso tiene para Melilla, que “va cuesta abajo”, lo que le llevó a pedir personalmente a De Castro el pasado miércoles que pusiera orden en su Ejecutivo, porque “es muy malo para la ciudad que haya ese desorden”.
Sin embargo, “el presidente no puede liderar el Gobierno por su falta de capacidad y autoridad respecto a sus socios, que no le van a dejar liderar el Gobierno”, especialmente Mustafa Aberchán, afirmó Conesa, convencido de que en el seno del Ejecutivo “se hacen oposición ellos solos”.
Por último, advirtió a CPM de que el PP no va a dejar pasar “ninguna insinuación calumniosa” como la que hubo hacia Manuel Ángel Quevedo, que presentará una denuncia contra el consejero de Infraestructuras, Rachid Bussian.

Cuatro meses y sin programa

Asimismo, criticó que, cuando hoy se cumplen cuatro meses desde que se produjo el cambio de Gobierno en Melilla, éste aún sigue sin programa y, aunque diga que lo tiene, no lo ha dado a conocer, al igual que los Presupuestos de 2020, alegando que lo hará después de las elecciones generales para que no se haga un uso electoralista de ellos. “¿Qué es lo que tienen los Presupuestos para que ellos teman que pueda ser usado electoralmente por alguien?”, se preguntó Conesa que, en cualquier caso, criticó que miembros del Gobierno ya han anunciado inversiones en este periodo preelectoral, lo que ha generado varias denuncias del PP ante la Junta Electoral de Zona.