www.melillahoy.es

Melilla recibe dos millones de euros para subvencionar programas sociales

Melilla recibe dos millones de euros para subvencionar programas sociales

La partida se destinará a acciones de interés social, la lucha contra la pobreza y la exclusión social

miércoles 16 de octubre de 2019, 04:00h
La Ciudad Autónoma de Melilla recibe este año dos millones de euros del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, para sufragar con ello el desarrollo de programas de interés social, la lucha contra la pobreza y la exclusión social, la promoción del bienestar y la cohesión social.
El Ministerio justifica esta ayuda detallando que la situación geográfica de Ceuta y Melilla, su perímetro fronterizo con Marruecos, “les hace soportar una fuerte presión migratoria, teniendo entre su población personas con un alto grado de vulnerabilidad que precisa de una asistencia social inmediata por parte de los poderes públicos”. Estos colectivos más vulnerables son las personas mayores y aquellas en situación de dependencia y discapacidad.

Desde el Ministerio se señala que se aprueba un real decreto para la concesión, con carácter excepcional y por razones de interés público, social y humanitario, “de subvenciones a las ciudades de Ceuta y Melilla para financiar, en el año 2019, programas y actividades en materia de asistencia social que den cobertura a las necesidades sociales inmediatas de un amplio colectivo de personas que viven en estas ciudades y que tienen un alto grado de vulnerabilidad ante la insuficiencia de recursos públicos y privados disponibles para su atención”.

Los dos millones que recibe Melilla se destinarán a para la puesta en marcha de programas de asistencia social de un amplio espectro, desde los que vengan a dar una respuesta inmediata a las necesidades de asistencia social, a los de mejora de la calidad de vida de los enfermos mentales. También se incluyen programas de ayuda a personas con discapacidad, programas de rehabilitación de personas con limitaciones físicas, aquellos dirigidos a pacientes de Alzheimer, acciones encaminadas a personas mayores en situación de dependencia, o atención a grupos en riesgo de exclusión social. Los gastos a cubrir son los de personal y gastos corrientes derivados de la ejecución de los programas.