www.melillahoy.es

Adelante Melilla dice que los empresarios dan “un voto de confianza” a la delegada que “no se merece”

Amín Azmani, líder de Adelante Melilla
Amín Azmani, líder de Adelante Melilla (Foto: Guerrero)

Considera que Sabrina Moh no ha aportado soluciones al tema fronterizo, por lo que “debe marcharse” y dar paso a quien pueda hacerlo

jueves 17 de octubre de 2019, 04:00h
El presidente de Adelante Melilla, Amin Azmani, afirma que la reunión que el lunes mantuvo la delegada del Gobierno del PSOE, Sabrina Moh, con los empresarios y comerciantes de la ciudad tenía por objeto lograr, como así fue, que se desconvocara la concentración de protesta para esta semana. Tras el encuentro, los empresarios “han vuelto a dar a la delegada una oportunidad a pesar” de que hasta ahora “ha realizado una gestión lamentable en cuestiones relacionadas con la frontera”.
En rueda de prensa, el responsable de la formación localista critica que los comerciantes hayan dado “un voto de confianza a quien demuestra no estar a la altura”, y asegura que mientras se suspende la manifestación, los empresarios locales y las familias que de ellos dependen “seguirán esperando a ver si la delegada reacciona y cumple con lo que tanto prometió desde la oposición”.

Problemas sin solución
Considera Azmani que el año y medio que Sabrina Moh lleva como delegada del Gobierno ha sido tiempo suficiente para, “si no haber resuelto los graves problemas fronterizos que sufrimos, aliviarlos, pero asistimos a un empeoramiento de la situación”. Acusó a la delegada de haber mostrado en la reunión con los comerciantes unos datos sobre el funcionamiento fronterizo que “no tienen nada que ver con la realidad”.

Añade que desde que asumió el cargo, aún no se ha puesto en marcha el anunciado protocolo de actuación de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en frontera, la reforma de los tres puestos fronterizos; no se ha llevado a cabo el refuerzo de cien efectivos más de policía en la ciudad, y no se ha dado solución el cierre de la aduana comercial con la creación de una comisión bilateral con Marruecos que “dicen que se ha reunido en dos ocasiones y de la que desconocemos sus conclusiones”.

Azmani llega a la conclusión que ante este cúmulo de hechos y tras constatarse que Sabrina Moh “no ha resuelto los problemas de seguridad, sino que los ha empeorado, cuando alguien no da soluciones tiene dos opciones: rectificar o apartarse y dejar a otro”. “No estamos para votos de confianza o márgenes -apostilla- porque la situación es límite, porque las importaciones han caído, más de 50 comercios han cerrado en el centro y otros más en los barrios de la ciudad, y en enero habrá nuevos cierres incluyendo en el centro comercial”.

32 millones a Marruecos
Asegura que la “desesperada situación económica” que atraviesa Melilla lleva a muchas familias a marcharse a la península y a empresarios a buscar una salida abriendo comercios al otro lado de la frontera. Entiende que no se puede acusar a Sabrina Moh en exclusiva de la situación de la frontera, porque es algo que compete a España y Marruecos, pero sí denuncia que el país vecino “no hace nada para evitar que los menores dejen de entrar en la ciudad o asegurar una fluidez fronteriza”.

Lo llamativo para Azmani es que España firmara el 20 de septiembre un acuerdo con Marruecos para la concesión de 32 millones de euros para “que Marruecos cubra en el último trimestre del año los gastos de patrullaje, mantenimiento, reparaciones y dietas” del personal marroquí que se dedica al control fronterizo. “Es decir, que pagamos a Marruecos para que vigile su frontera”, expuso.

Exigir en Madrid
Por todo ello instó a la delegada a acudir a Madrid para exigir a los Ministerio de Interior y Exteriores que den respuesta a “esas promesas que vuelven a hacer en campaña electoral”. El número uno de Adelante Melilla pone también el acento en el “silencio cómplice” del Gobierno de la Ciudad Autónoma que “no dice nada del desastre de la situación fronteriza ni del acoso que sufrió la COA”. Por todo ello, animó a los empresarios a no renunciar a las movilizaciones porque “es una herramienta necesaria para que la ciudad siga adelante”.