www.melillahoy.es
Una treintena de coches clásicos, y otra de motocicletas, estuvieron expuestos durante todo el día en la Plaza de las Culturas
Ampliar
Una treintena de coches clásicos, y otra de motocicletas, estuvieron expuestos durante todo el día en la Plaza de las Culturas (Foto: Guerrero)

Melilla presume de patrimonio automovilístico

Una treintena de coches antiguos, y otra de motos, fueron expuestas ayer durante toda la jornada en la sexta Jornada de Patrimonio en la Plaza de las Culturas, organizada por el Museo del Automóvil de Melilla

domingo 20 de octubre de 2019, 04:00h
Un año más, y van seis, los melillenses pudieron conocer un poco más de cerca el patrimonio automovilístico que hay en la ciudad. Una treintena de coches clásicos, y otra de motocicletas, estuvieron expuestos durante todo el día en la Plaza de las Culturas, al alcance de no pocas familias que disfrutaron de un soleado sábado apreciando estas joyas sobre ruedas.
Algunas de ellas forman parte de la colección del Museo del Automóvil de Melilla, pero otras, más de la mitad, pertenecen a melillenses particulares que han empezado a aficionarse al mundo de los vehículos clásicos y que ayer contribuyeron con sus reliquias al desarrollo de las Jornadas de Patrimonio, con las que se conmemora el 110 aniversario de la llegada del primer automóvil a nuestra ciudad.

Una moto de 85 años
Entre los vehículos expuestos ayer en la Plaza de las Culturas, junto al Foso del Hornabeque, estaba la motocicleta más antigua de Melilla que tiene su documentación en regla y sigue funcionando, que data de 1934. Se trata de una BSA, que fue del falangista Rettschlag y que el azar del destino ha querido que termine domiciliada en la misma calle que lleva el nombre del que fuera su propietario.
Esta moto fue uno de los vehículos más llamativos de la exposición de ayer, a la que podría seguir más adelante otra exhibición mayor vehículos antiguos de la península, concretamente de la federación andaluza de vehículos antiguos, a la que pertenece la de Melilla, que ha mostrado su interés en regresar a la ciudad.
Así, uno de los responsables del Museo del Automóvil de Melilla, Miguel Ángel Hernández, explicó que, con motivo de la creación de la federación andaluza, ya ha propuesto organizar una macroconcentración anual en cada una de las provincias de esa comunidad, Ceuta y Melilla, lo que permitiría tener en nuestra ciudad unos 300 o 400 coches andaluces con sus respectivos conductores. “Creo que sería bueno para el conocimiento de Melilla en otras facetas”, señaló.
A la exposición de ayer acudió el viceconsejero de Comercio, Turismo y Transportes, Jaime Bustillo, cuyo departamento colaboró ayer con el Museo del Automóvil de Melilla en la organización de esta actividad.