www.melillahoy.es
Asis ha dado apoyo educativo a 140 niños, ha llevado a 220 niños a colonias, ha facilitado ropa a más de 900 niños y ha alfabetizado 70 adultos en la primera mitad de 2019
Ampliar
Asis ha dado apoyo educativo a 140 niños, ha llevado a 220 niños a colonias, ha facilitado ropa a más de 900 niños y ha alfabetizado 70 adultos en la primera mitad de 2019

Marín: “Aberchán actúa con las ONG de forma similar a los regímenes dictatoriales”

Dejó claro que la Ciudad “no puede echar” a Asis de los locales que tiene cedidos porque “para poder desahuciar por precario a cualquier asociación, la administración tiene que demostrar mejor derecho”, algo que no ocurre en este caso

martes 22 de octubre de 2019, 04:00h
El secretario general del PP local, Miguel Marín, acusó ayer al presidente de Coalición por Melilla (CPM), Mustafa Aberchán, de estar actuando con las ONG de la ciudad “de manera similar” a como hacen “en los regímenes dictatoriales”, y puso como ejemplo Cuba o Venezuela, donde “no se deja trabajar a las ONG”. De esta manera, Marín expresó su rechazo a la decisión de retirar la cesión de locales municipales a asociaciones de la ciudad como Asis, pese al “balance espectacular” que se puede hacer de su labor en los barrios periféricos y que resulta “imprescindible” en Melilla.
Sin embargo, el PP asegura que la Ciudad Autónoma ha reclamado a dicha entidad que entregue los dos locales que tiene cedidos, uno en el Barrio Hebreo y otro en el Monte María Cristina, en una decisión que, según Marín, es irregular desde el punto de vista administrativo.
Así, Marín dejó claro que la Ciudad Autónoma “no puede echar” a Asis de los locales que tiene cedidos porque “para poder desahuciar por precario a cualquier asociación, la administración tiene que demostrar mejor derecho”, algo que “difícilmente” puede hacer en este caso “cuando al lado del local que pretende recuperar hay otro que está vacío”.
Según el número dos del PP, el Gobierno local “está intentando cometer una ilegalidad” contra dichas asociaciones “por el hecho de que no actúan al dictado de Aberchán”, algo que “solo se ve en los regímenes dictatoriales”, como sucedió recientemente en Venezuela, cuando “el régimen de Maduro no dejó entrar a las ONG para que llevara la ayuda humanitaria cuando había cientos de miles de personas pasando penurias y sin medicamentos”.
Miguel Marín advirtió de que su partido se va a oponer “frontalmente a este atropello y esa tropelía que pretende hacer Aberchán con estas asociaciones”, para lo que “se está inventando una coartada y una excusa”, aunque “se queda sin argumentos jurídicos” para llevar a cabo su decisión. En su opinión, en este casi hay “un ánimo de persecución total y absoluto”, a pesar de que “en España vivimos en un Estado de Derecho”.

“Uso partidista”
Además, afirmó que el PP apoyará que estas asociaciones actúen libremente en todos los barrios de Melilla, aunque Aberchán calificara dicha labor el pasado sábado como “uso partidista”. El secretario general del PP rechazó que se hable en esos términos cuando lo que se ha hecho es “ayudar a personas más necesitadas” y “llegar a todos los rincones donde la administración pública no puede llegar por sus recursos limitados”.
En opinión de Marín, la prueba está en el resultado de la actuación que Asis ha desarrollado en el primer semestre de este año, en el que ha dado apoyo educativo a 140 niños, ha llevado a 220 niños a colonias, ha facilitado ropa a más de 900 niños y ha apoyado en la formación de 70 adultos mediante cursos de albabetización, además de ofrecer talleres a otros 160 adultos. A ello se une la atención social a más de mil personas, y la que se ha prestado a más de 2.000 con la colaboración del Banco de Alimentos.
“Estas ONG nunca piden el voto para ningún partido político. Quizá por eso Aberchán está enfadado con ellas, porque no se han plegado a su dictado y exigencias pidiendo el voto para CPM y por eso, quiere vetarlas y ejecutar aquellas amenazas y coacciones que estas asociaciones han padecido a lo largo de estos años”, aseveró.
Asimismo, Marín se mostró convencido de que “quien ha usado en Melilla de manera partidista a determinadas asociaciones y colectivos ha sido Aberchán” por reclamar el voto “de los hermanos musulmanes” y por el caso voto por correo en las elecciones generales de 2008, por el que él y varios dirigentes de PSOE y CPM fueron condenados “por engañar a miles de melillenses necesitados de un trabajo”.