www.melillahoy.es

Ventana pública

El Gobierno presidido en la sombra por CPM odia a ASIS.

Mimon Mehamed

martes 22 de octubre de 2019, 04:00h


Al conglomerado de partidos dispares que integran la coalición (no pocas veces mal avenidos entre sí) no le gusta la asociación ASIS (Asociación por la Solidaridad y la Igualdad Social), porque encarna proyectos éticos, lo cual es nefasto para sus planes partidistas. Y en política el ODIO tiene nombres y apellidos, en este caso CPM. Eso es lo que trasluce al proponer el cierre de la asociación ASIS, que es uno de sus objetivos a batir, entre otros.

Este CIERRE parece ser un intento de restringir la libertad de asociación y expresión especialmente en los Distritos IV y V, además de interferir con el trabajo legítimo de ASIS y de las trabajadoras defensoras de los más necesitados y considero, que esta decisión del Sr. Aberchán es una represalia por el trabajo bien hecho a los más necesitados. ASIS desde el año 2009, además de dar trabajo a 14 familias, desarrolla un programa de apoyo, con 2.200 melillenses atendidos en su BANCO DE ALIMENTOS.

SE TRATA DE una asociación fundada en 2009 que trabaja para “ayudar a las familias melillenses para romper con la pobreza en estos barrios”, fundamentalmente a través de la educación. A día de hoy ofrece desde su centro apoyo auxiliar, de difícil desempeño o de especial dificultad e imparte clases gratuitas de refuerzo, fuera del horario escolar a más de 140 niños y sabemos que en algunos Centros Escolares ese apoyo ni existe.

POR TANTO, desde ASIS saben muy bien lo que hacen y tienen más derecho que nadie a denunciar la situación de sufrimiento e impotencia a que están abocadas estas familias melillenses. ¡CPM y el gobierno que lo apoya ignoran el sufrimiento de tantas familias vecinas que va a producir el cierre del local!
PERO NO PARECE que esta situación de pobreza y exclusión de estos barrios quite el sueño a los Sres. de CPM. Especialmente si su presidente el Sr. ABERCHAN tiene problemas de insomnio será de otra índole, pero no por las muchas familias de estos barrios que sobreviven a duras penas. Para CPM la mejor manera de mejorar el futuro de estos vecinos, es convertirlos en mercancía electoral, y poder sacar de ellos, beneficios traducidos en votos.

POR ELLO digo que CPM es el perfecto organizador de la vida social de estos barrios y también, según ellos, el que mejor puede distribuir la CARIDAD a cambio de VOTOS. TERMINO diciendo que la mejor manera de llamar la atención de los melillenses es denunciar a este gobierno sobre sus posiciones sectarias, excluyentes, que despiertan ODIOS, contraproducentes en el modelo de convivencia que vivimos en Melilla. ¡Debería ser un delito cerrar una asociación y dejar a tantas familias sin recursos!

.