www.melillahoy.es
El puerto de Melilla es el único del país en números rojos, con unas pérdidas de 1.831.000 euros
Ampliar
El puerto de Melilla es el único del país en números rojos, con unas pérdidas de 1.831.000 euros

El Puerto de Melilla pide una “respuesta del Estado” para compensar su “caída libre” en los últimos 2 años

Gamero cree “realmente significativo y preocupante” que el puerto esté en cifras de mercancías de hace 10 y 20 años

miércoles 23 de octubre de 2019, 04:11h
La Autoridad Portuaria de Melilla consideró ayer necesario que haya una “respuesta del Estado” para que compense la “caída libre” que está sufriendo el puerto comercial de la ciudad en el tráfico de mercancías desde hace dos años, debido a las dificultades que se están dando en la salida de mercancías por la frontera con Marruecos. El presidente de la Autoridad Portuaria de Melilla, Víctor Gamero, hizo ayer un balance de la situación en su primera comparecencia de prensa tras su nombramiento, en la que calificó como “realmente significativo y preocupante” que el puerto melillense esté en cifras de movimiento de toneladas de hace 10 y 20 años.

Así, explicó que el puerto de Melilla cerró el año 2018 con 873.000 toneladas, cifra “muy similar” a los 847.000 del inicio de esta década y los 800.000 de hace 20 años, situación que se agravará en este 2019, ya que los datos son “sensiblemente más bajos” que los del año pasado.
En cuanto al transporte de contenedores, con un cierre de 22.000 en 2018, el puerto de Melilla está por debajo de los 25.000 de hace 10 años, mientras que en el tráfico de contenedores que son descargados por la Autoridad Portuaria, el denominado tráfico LO-LO, se ha reducido de mil contenedores en 2018 a solo 274 en un mes de septiembre “desastroso”.

“Shock del comercio”
Según Gamero, Puertos del Estado ha calificado la situación del puerto de Melilla como una “caída libre” y admitió que no saben “hasta cuándo va a durar esto”, al tiempo que indicó que la ciudad se encuentra “ante un shock del comercio melillense y del empresariado en cuanto al sector comercial”.
Afirmó que la situación empezó con una “caída vertiginosa” del movimiento de mercancías entre junio de 2017 y enero de 2018 “fruto de la regulación en la exportación que se hizo” en la frontera de Melilla, a la que se sumó otra “caída sobre caída” más lenta en agosto de 2018 con el cierre de la aduana comercial por parte de Marruecos.
“Estamos ante una severa crisis comercial en Melilla y hace falta un cambio de timón importante no solo a nivel local. Debe haber una respuesta del Estado para compensar esta circunstancia que Puertos del Estado ha calificado como caída libre”, señaló Gamero instando a un “cambio del sistema económico” con “una evolución a modelos económicos” en la que Melilla no sea tan dependiente de la frontera con Marruecos.

Números rojos
La caída del transporte de mercancías en el puerto de Melilla ha dado lugar a que sea el único de todo el país que se encuentra en números rojos, con unas pérdidas de 1.831.000 euros en julio de este año, debido a la caída de los ingresos, que son tres millones menos que en 2014, mientras que los gastos de explotación se mantienen fijos desde 2011. Ello, mientras que el conjunto del sistema portuario tiene unas ganancias de 178 millones, indicó Gamero.

En desacuerdo con el fondo de compensación interportuario

La Autoridad Portuaria de Melilla no está de acuerdo con el fondo de compensación interportuario porque en estos momentos no funciona como un fondo de solidaridad, sino “como un fondo de compensación de las inversiones”, según dijo ayer su presidente, Víctor Gamero.
Por esta razón, anunció que este organismo presentará una propuesta de modificación en la Ley de Puertos cuando vaya a ser modificada porque considera que “primero deben cubrirse las pérdidas y después debe darse ese reparto de las inversiones”.
Además, el puerto melillense tampoco considera justo que, siendo el único con pérdidas del país, tenga que soportar las bonificaciones recogidas en la ley, con las que está de acuerdo porque “son nuestras carreteras”, si bien defiende que ese desembolso debe realizarlo el sistema portuario español o el Ministerio de Fomento.
En cualquier caso, celebró que Puertos del Estado haya decidido aumentar en un 1% el fondo de compensación para Ceuta y Melilla por la situación fronteriza en que se encuentran, lo que significa la llegada adicional de 5,2 millones de euros, y confió en que la mayor parte llegue a Melilla, dado que el puerto de Ceuta aún no ha entrado en pérdidas.