www.melillahoy.es
Según la Guardia Civil, ha habido un repunte de las intrusiones de inmigrantes en la zona de seguridad del puerto, registrando 2.239 intrusiones en septiembre
Ampliar
Según la Guardia Civil, ha habido un repunte de las intrusiones de inmigrantes en la zona de seguridad del puerto, registrando 2.239 intrusiones en septiembre

Gamero dice que el Puerto no tiene competencias para luchar contra las intrusiones

Admite que “es desbordante el número de personas que entran”, pero aclara que la Policía Portuaria no actúa sobre ellas

miércoles 23 de octubre de 2019, 04:00h
La Autoridad Portuaria de Melilla se mostró ayer dispuesta a reforzar la seguridad portuaria en su conjunto, a pesar de que en estos momentos es “difícilmente superable” con todas las medidas que tiene en marcha, pero dejó claro que la lucha contra el problema de la inmigración irregular que sufre no es de su competencia.
A preguntas de los periodistas, el presidente de la Autoridad Portuaria de Melilla, Víctor Gamero, respondió así al llamamiento que días atrás hizo el coronel jefe de la Guardia Civil de Melilla, Antonio Sierras, que mostró su preocupación por la “situación de acoso al puerto” por parte de menores y adultos que intentan llegar a Europa como polizones.
Sierras informó de que se había producido un repunte de las intrusiones de inmigrantes en la zona de seguridad del puerto, registrando 2.239 intrusiones en septiembre, y consideró que la situación “hace necesario el compromiso efectivo de todos los actores e instituciones públicas y privadas involucradas directa o indirectamente” para “erradicarla presencia de menores” inmigrantes en las inmediaciones del puerto.
El presidente del puerto dijo comprender el llamamiento de la Guardia Civil porque “es desbordante el número de personas que entran”, pero dejó claro que a la Policía Portuaria “poco le queda por hacer” porque “no es una policía de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado” y no tiene competencias para actuar sobre las personas.
Lo que sucede en el puerto, según Gamero, es “un problema de orden público, en este caso de inmigración”, que requiere “actuar sobre personas”, de manera que, aunque se incrementara la plantilla de la Policía Portuaria, no podrían llevar a cabo esa actuación por falta de competencias.

Reforzar la seguridad
En cualquier caso, dejó claro que la Autoridad Portuaria está dispuesta a “reforzar la seguridad portuaria en su conjunto”, para lo que tiene cámaras de vigilancia por todo el puerto, concertinas y hace obras, lo que provoca unos gastos extraordinarios en seguridad “que no los tiene nadie, ni siquiera el puerto de Ceuta”.
Una de esas obras ha sido aprobada recientemente para construir una escalera de acceso al espaldón del puerto, con una serie de modificaciones solicitadas por la Guardia Civil, para poder actuar sobre los menores extranjeros no acompañados.