www.melillahoy.es
La Guardia Civil interviene en el puerto 11,4 kg de droga oculta en un coche que quería ir a Almería

La Guardia Civil interviene en el puerto 11,4 kg de droga oculta en un coche que quería ir a Almería

Cambiaron parte de la carrocería para intentar burlar el control policial

miércoles 23 de octubre de 2019, 04:00h
La Guardia Civil ha intervenido en el puerto de Melilla 11.400 gramos de polen de hachís, sustancia que iba escondida en un vehículo que pretendía embarcar en el buque con destino a Almería, al que cambiaron el revestimiento metálico de la carrocería para intentar burlar el control policial.

En una nota de prensa, la Comandancia de la Guardia Civil de Melilla ha informado de que esta nueva intervención contra el narcotráfico tuvo lugar el pasado 18 de octubre por la tarde, durante las inspecciones fiscales y registros que se estaban llevando a cabo sobre los vehículos que se encontraban en el preembarque del buque ‘Ciudad de Granada’ con destino a Almería.
Uno de ellos era un vehículo Volvo con matrícula nacional, al que los agentes de la Sección del Muelle de la Guardia Civil realizaron una primera inspección rutinaria y del equipaje que portaba en su interior sin apreciar nada anómalo, si bien el perro detector de drogas mostró claros indicios de que en las aletas delanteras pudiera llevar oculta algún tipo de sustancia estupefaciente.
Ante esa situación, el instituto armado realizó una segunda inspección de forma más exhaustiva, en la que el can marcó de nuevo la zona frontal del vehículo, concretamente las aletas delanteras, lo que obligó a los guardias civiles a realizar un registro de forma más precisa y compleja para poder acceder al lugar de ocultación de la droga localizada.

Revestimiento metálico
Una vez extraídas las aletas delanteras, los guardias civiles encontraron un revestimiento metálico que por sus características no era el original de la carrocería natural del vehículo.
Tras dicho revestimiento, los agentes localizaron e intervinieron un total de 37 paquetes de diferentes tamaños y formas que pesaban en total 11,4 kilogramos de una sustancia marrón verdoso que, por su textura, supuestamente pudiera ser polen de hachís, sustancia de una alta concentración del principal principio activo.
El conductor del vehículo, y único ocupante es un ciudadano de nacionalidad marroquí, varón, de 44 años, con residencia en Toledo, que podría ser el lugar posible del destino de la droga intervenida.
El detenido ha sido puesto a disposición judicial como supuesto autor de un delito de tráfico de drogas, junto a la droga intervenida y el vehículo utilizado en la comisión del ilícito penal.
Con esta actuación, la Guardia Civil ha evitado la distribución y comercialización en el mercado ilícito de más de 58.000 dosis de este tipo de estupefaciente.