www.melillahoy.es

El Torreón del Vigía

Reconciliación

Reconciliación

Ángel Gil

domingo 27 de octubre de 2019, 04:00h

Nace del perdón, la grandeza del abrazo y la fuerza de la comunicación. Es eliminar odios para ensanchar espacios, es convertir los puños en abiertas palmas. Es encontrarse para desde ahí sumar. Es mirar con ojos limpios y poner en la balanza, la amistad, el respeto, la hermandad, los hechos, la entrega, el amor y la verdad. Aguarda el camino para mirar de frente y deja de ser estatua de sal.

Nace del perdón, la grandeza del abrazo y la fuerza de la comunicación. Es eliminar odios para ensanchar espacios, es convertir los puños en abiertas palmas. Es encontrarse para desde ahí sumar. Es mirar con ojos limpios y poner en la balanza, la amistad, el respeto, la hermandad, los hechos, la entrega, el amor y la verdad. Aguarda el camino para mirar de frente y deja de ser estatua de sal. Reconciliación es desclavarnos desde la entrega de la Cruz. Son artículos, preceptos, la palmada en un recreo o andar mudos mientras mirada y labios hablan. Pusieron sobre una mesa las piezas rotas, sacaron de nuestros bolsillos hasta el polvo o los cachitos, los pegaron, limaron aristas y rompieron barrotes. Que la vasija que hicieron nadie venga ahora a romperla. Hagamos del paseo, un viaje de ida y vuelta. Seamos libres creyendo. Que lo lívido vuele y nos quedemos con la pasión. Soltemos hasta el infinito los buitres que nos atenazan para que jamás regresen. Hagamos que la memoria nazca del positivo balance, del olvido de la maldad y del encuentro en la calle. Y en ella que el Poniente nos seque la blanca camisa de la esperanza.