www.melillahoy.es

El juez decano dio una conferencia sobre cómo los Tribunales valoran las calificaciones que reciben los opositores

Jouseff Torres, presidente de la Asociación de Jóvenes Abogados (AJA) leyendo el manifiesto
Jouseff Torres, presidente de la Asociación de Jóvenes Abogados (AJA) leyendo el manifiesto

Los abogados jóvenes de Melilla reivindican en su Día una dignificación de la profesión ya que son “el presente y el futuro”

jueves 31 de octubre de 2019, 04:00h
La Agrupación de Jóvenes Abogados (AJA) de Melilla celebró ayer en el salón de actos del Ilustre Colegio de Abogados (ICAME) el Día del Abogado Joven donde con la lectura de un manifiesto reivindicaron una dignificación de la profesión ya que no solo son “el presente, sino también el futuro”. En este acto, acudió el juez decano de Melilla, Fernando Germán Portillo, que dio una conferencia sobre cómo los Tribunales valoran las notas o calificaciones que reciben los opositores.
El presidente de la Asociación de Jóvenes Abogados (AJA) de Melilla, Jouseff Torres, explicó que con motivo del Día del Abogado Joven quieren que haya una dignificación de la profesión ya que “no solo somos el futuro, sino el presente dentro de la Abogacía”.

Día del Abogado Joven
Respecto al manifiesto, resaltó que habla sobre cómo los jóvenes abogados están preparados para la era digital, que han nacido y conviven con la informática y no como otros compañeros que se tienen que adaptar. “Es una reivindicación para que también la sociedad tenga en cuenta el trabajo de los abogados jóvenes”, concluyó.

El juez decano de Melilla, Fernando Germán Portillo, quiso mostrar su apoyo al abogado joven de Melilla y de España en general ya que cree que este tipo de actos visibilizan las peculiaridades de la reivindicación de la profesión a esta edad temprana, sobre todo, en el tema de precariedad laboral y de formación, que son “esenciales”.

Sobre su ponencia, indicó que será sobre cómo los Tribunales han dio cada vez evolucionando en cuanto a las posibilidades de controlar a los Tribunales de oposición en la nota o calificaciones que dan a los opositores.

En principio, dejó claro que era una cuestión “muy cerrada” donde los Tribunales que no están especializados en materia como arquitectura, medicina, no podían entrar a valorar, pero “se ha ido abriendo el espectro para que podamos controlar la legalidad de este tipo de decisiones”.

Apuntó que hace poco tomaron posesión cuatro policías locales que habían recurrido su suspenso, como dos de esas sentencias las puso el decano y otras dos en el Juzgado de lo Contencioso, Fernando Germán cree que lo oportuno era hablar sobre este tema de actualidad y explicar cuáles han sido las decisiones del Tribunal Supremo en relación a poder controlar esos Tribunales de oposición.

Respecto que cree que tienen en común los abogados jóvenes, respondió que “ilusión por hacer bien las cosas y encontrar su sitio en la selva del mundo laboral”. Señaló que están “especialmente formados” en comparación con generaciones pasadas porque cree que ahora se especializan en puntos concretos y determinados para encontrar ese nicho profesional.

En cuanto a qué le parece que formen parte del turno de oficio, el juez decano resaltó que es “uno de los mejores sitios donde uno puede coger tablas y donde al principio como no se tienen tantos clientes es un modo para ganarse las habichuelas”.
“Esa ilusión con la que vienen a ejercer el trabajo se pone de manifiesto en el turno de oficio y hacen mucho bien a un servicio esencial como es ese”, concluyó.