www.melillahoy.es

BALONCESTO - LEB ORO

Caleb Agada no estuvo ayer muy acertado
Caleb Agada no estuvo ayer muy acertado (Foto: CMB)

El Gipuzkoa Bàsquet sorprende al decano

El equipo melillense tuvo sus opciones, pero siempre fue a remolque en el marcador ante un equipo que aspira al ascenso

jueves 31 de octubre de 2019, 04:00h
El Melilla Baloncesto perdió ayer ante el Gipuzkoa Básquet por el resultado de 63-68, en un encuentro en el que el cuadro melillense siempre fue a remolque en el marcador, aunque tuvo sus opciones en momentos claves, pero no las supo aprovechar.
El equipo de Alejandro Alcoba sigue sin saber en este curso lo que es sumar dos victorias consecutivas, y ayer, tras ganar en Granada en la pasada jornada, cayó ante el Gipuzkoa Basquet por 63-68.
El primer cuarto estuvo bastante igualado, con dos equipos más preocupados en atacar que en defender. De ahí las constantes alternativas en el marcador, aunque los vascos fueron los que siempre fueron por delante, ante un decano que iba a remolque, finalizando el primer cuarto con ventaja visitante (16-20).
El segundo acto comenzó bien para el conjunto de Alcoba, que logró ponerse por delante momentáneamente (21-20), pero la escuadra norteña, con un parcial de 0-9, abrió nuevamente diferencias en el marcador (21-29), lo que obligó al entrenador local, Alejandro Alcoba, a solicitar tiempo muerto a 5’10” para el descanso. Una circunstancia que le vino bien al decano para llegar al descanso con una desventaja de cinco puntos (32-27).
Tras el descanso, no cambió la tónica y los visitantes incluso ampliaron su ventaja en el electrónico (37-44).
Sin embargo, el Melilla Baloncesto, poco a poco, fue acortando las distancias y, a base de casta, logró situarse por delante en el marcador (51-50), obligando a Nicola, entrenador visitante, a parar el partido y llegar al término del tercer cuarto con ventaja vasca (51-53).
Los comienzos del último cuarto fueron bastantes desajustados por ambos equipos, aunque Gizpukoa sacó provecho de ello (53-57). El decano reaccionó y llegó a empatar el choque (57-57), e incluso ponerse por delante (60-57) a 4’30” para el final del partido, pero el conjunto vasco, ex ACB, tiró de experiencia y se adjudicó el encuentro por 63-68, tras un parcial de 3-9.