www.melillahoy.es

Comienza la campaña de vacunación antigripal en los centros sanitarios de Melilla

INGESA recomienda a sus profesionales de la necesidad de evitar ser foco de transmisión y vacunarse

martes 05 de noviembre de 2019, 04:00h
Comienza la campaña de vacunación antigripal en los centros sanitarios de Melilla
Este lunes, 4 de noviembre, en los centros de salud de Melilla, dependientes del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA) ha comenzado la campaña de vacunación antigripal especialmente orientada a pacientes con patologías crónicas, personas mayores de 65 años, mujeres embarazadas y profesionales de los servicios públicos para evitar que estos últimos sean focos de transmisión.
Según informa INGESA, en Atención Primaria se informa a los pacientes de riesgo de que deben acudir a vacunarse en su centro de salud y se recuerda que toda la población debe actualizar sus datos de contacto para recibir estas notificaciones que tienen como objetivo cuidar la salud del paciente.

El director territorial INGESA en Melilla, Omar Haouari, anima a todas aquellas personas incluidas en los grupos en que esté indicada la vacunación antigripal, especialmente a las mayores de 65 años, a que acudan a su centro de salud para vacunarse frente a esta enfermedad que, en estas edades, tiene unas connotaciones de cierta gravedad y ha recordado que: “La gripe, en determinada población, mata”.

Para esta campaña, que se prolongará hasta enero, se han adquirido más de 8.000 vacunas, y entre los objetivos marcados estça incrementar las cifras de ciudadanos mayores de 65 años vacunados, que se encuentra en un 45,56% y el objetivo es llegar al 55%.

Focos de transmisión
Por otra parte, el director territorial del INGESA ha indicado que las personas cuidadoras de pacientes crónicos y profesionales de los servicios públicos en contacto con la ciudadanía deben vacunarse para evitar ser foco de trasmisión de la enfermedad, así como, en el caso de los profesionales de la sanidad, “para dar ejemplo ante sus pacientes” y conseguir un aumento de la cobertura de la vacunación antigripal que, en Melilla, está lejos de alcanzar el porcentaje recomendado por la OMS.

Las personas que están en contacto con pacientes deben tener en cuenta que la gripe ya es transmisible durante el periodo de incubación. En concreto, 48 horas antes de que aparezcan sus síntomas en una persona, ésta ya puede ser foco de transmisión y esta posibilidad se extiende hasta cinco o seis días después de que desaparezcan los síntomas.

Por ello el INGESA pide especial precaución a los profesionales que tienen contacto con pacientes crónicos y que tienen riesgo al coger la gripe, por ejemplo, centros sanitarios, centros de mayores, residencias de la tercera edad, y cuidadores de enfermos crónicos, entre otros. Así como, añade, también es extensible esta recomendación a los profesionales de las fuerzas de seguridad y bomberos.

Esta campaña de vacunación la realiza el INGESA en colaboración con la Consejería de Bienestar Social y Salud Pública de la Ciudad Autónoma.