www.melillahoy.es
El vehículo adaptado necesita 21 plazas con sillas de ruedas
El vehículo adaptado necesita 21 plazas con sillas de ruedas

Llega el transporte adaptado para el Reina Sofía, pero sin espacio para ninguna silla de ruedas

martes 05 de noviembre de 2019, 04:00h
El presidente de la AMPA del Centro de Educación Especial (CEE) Reina Sofía, Joan Casares, explicó a este Diario que han pedido una reunión con la Dirección Provincial y con la UTE de la COA para hablar de las condiciones del vehículo adaptado ya que el que ha llegado no tenía capacidad para ningún usuario en silla de ruedas. Remarcó que está siendo la COA la encargada de modificar ese autocar para intentar poner espacio para un mínimo de ocho sillas de ruedas.
Joan Casares, presidente de la AMPA del CEE Reina Sofía, contó que el pasado sábado llegó el vehículo adaptado de la UTE y una comisión de cinco padres se acercó a la COA para poder verlo.
“Se trata de un autocar de línea convencional que no tenia ninguna modificación, decía Juan Ángel Berbel que era para cuatro usuarios de silla de ruedas y que lo estaban modificando, pero no es así”, sostuvo.

Casares expuso que será la COA quien adapte ese autocar quitando los asientos delanteros y preparando los anclajes para que las sillas de ruedas no se muevan porque “quieren empezar a dar el servicio”.

En cuanto a cuándo comenzaría, respondió que la previsión sería el miércoles, pero al ver que el autocar tiene una rampa, que no se trata de un vehículo adaptado, que es muy alto donde hay que subir un metro, creen que no cumple con los requisitos mínimos para funcionar.
“Se trata de un autocar con una plataforma elevadora, y la COA tendrá que valorar si les compensa empezar en estas condiciones porque como máximo pueden entrar ocho sillas de ruedas cuando hablamos de 21 usuarios”, apuntó.

La AMPA piensa que es “decepcionante” y esperan tener esa reunión porque lo que no quieren es que “se practique” con niños y que valoren si quieren “correr el riesgo de empezar en tan malas condiciones”.

Rampa convencional
El presidente indicó que la rampa necesita un metro y medio para bajarse y otro metro y medio para que pueda impulsar la silla, además el vehículo tendrá que estar parado ente 5 y 8 minutos y la rampa no funciona sino se está en un sitio llano.
“Los niños con problemas de movilidad tienen que subir tres escalones muy altos y estrechos”, dijo.

Al AMPA les sorprende que la licitación no tenga unas normas técnicas “muy especificas” en cuanto a cómo se debe llevar a cabo el servicio.
“Son 30 niños en el autocar, pero seguramente sean más y es complicado que lleguen a tiempo, si tienen que ir a cuatro colegios y entran todos a las 9:00 horas”, comentó.

También, remarcó que el transporte tiene que saber dónde va, cuánto va a tardar, cuánto tiempo van a estar los niños y cumplir con los horarios. “Si el vehículo no cumple con estas normas, lo que tenemos que hacer es devolverlo, pero seguimos en lo mismo: sin transporte escolar”, concluyó.